La cima
de las actividades

 
Mark Collins y Andrei latsenia describen el trabajo del PNUMA en el Año Internacional de las Montañas.

El Año Internacional de las Montañas encierra la promesa de producir dos resultados vitales, a saber: una mayor conciencia alrededor del mundo de los peligros que amenazan a los ecosistemas y las comunidades montañesas, y un plan detallado para elaborar políticas y medidas que los gobiernos y otros interesados pueden emprender para abordar estos problemas. El PNUMA ha establecido una secretaría en Ginebra para coordinar sus actividades para el Año. Ahora, una amplia variedad de evaluaciones, comunicaciones, desarrollos de política y actividades nacionales se hallan en marcha, encaminados a asegurar que el Año logre resultados concretos.

El Año ofrecerá innumerables oportunidades para el diálogo y la discusión. Ya se ha iniciado una serie de talleres, en los cuales se discuten y analizan las barreras y mejores prácticas en el desarrollo sostenible de las montañas, destacando nuevos enfoques prometedores, y configurando opciones para el futuro. La más importante de todas estas actividades será la Cumbre Mundial para las Montañas, a celebrarse en Bishkek, Kirguistán, del 29 de octubre al 2 de noviembre. El PNUMA está ofreciendo asistencia técnica al Gobierno de Kirguistán durante el período previo a la conferencia. Diez trabajos publicados sobre el tema de las montañas, actualmente sometidos a “consulta electrónica” a través del Foro para las Montañas – una red mundial de expertos – formarán la base para la Plataforma de las Montañas de Bishkek, un marco de política para ser adoptado por los países montañosos en la Cumbre y llevado a la práctica en cada país.

El Comité italiano para el Año ha organizado una Vídeoconferencia para la Cumbre, transmitida simultáneamente en América del Norte, América del Sur, Asia y Africa. Con el apoyo del Gobierno italiano y Cisco Systems, expertos, encargados de formular políticas, investigadores y académicos de regiones montañosas discutieron todos los aspectos de la ecología y la cultura de las montañas y prepararon reportes sobre el futuro desarrollo de las zonas montañosas. El PNUMA asumió la responsabilidad para la parte dedicada a Africa en la vídeoconferencia (www.highsummit.org), con la inclusión de participantes de todas partes del Continente.

Muchas comunidades humanas e industrias dependen de la salud de las montañas para su bienestar y sus ganancias. El PNUMA-WCMC ha empezado a coordinar una evaluación de la condición ecológica de los sistemas montañosos, a ser conocida como Vigilancia de las Montañas (Mountain Watch). El Sistema será creado e implementado en regiones en desarrollo a través de un proyecto del Fondo Mundial para el Medio Ambiente. A modo de marco para esta actividad, ya se ha publicado un Mapa Mundial de las Montañas y sus Bosques, el cual se proyecta convertir finalmente en un Atlas Mundial de las Montañas.

Numerosos países han propuesto iniciativas regionales encaminadas a fomentar la protección y la administración sostenible de las principales cordilleras transfronterizas. La Iniciativa de las Montañas Europeas del PNUMA, una respuesta a solicitudes de gobiernos en Europa y Asia Central, se concentrará en fortalecer la cooperación entre los montes Cárpatos, el Cáucaso y Asia Central. La Convención de los Alpes, adoptada en 1991, reunió a todos los países alpinos para trabajar juntos sobre el desarrollo y la protección de las montañas. Entre los días 26 y 29 de junio, los expertos alpinos se reunirán en Berchtesgaden (Alemania) con sus homólogos de los montes Cárpatos, el Cáucaso y el Himalaya para identificar lecciones aprendidas del Proceso de los Alpes que podrían ser relevantes para otras cordilleras.

La Oficina Regional para Europa del PNUMA y la Oficina del Programa de los Cárpatos-Danubio del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) están prestando asistencia a Ucrania para conducir consultas intergubernamentales. En el centro del proceso consultivo se halla la Iniciativa de la Ecoregión de los Cárpatos del WWF, una alianza de más de 50 organizaciones que promocionan la Red de Diversidad Biológica de los Cárpatos de las zonas montañosas protegidas y el fortalecimiento de la participación de las comunidades locales, el sector privado y organizaciones no gubernamentales (ONG).

El proyecto de una Carta de las Montañas de Asia Central, iniciado por el Gobierno de Kirguistán, es el tema de unas consultas interministeriales entre los países de Asia Central. La firma de la Carta ha sido planeada como un evento secundario de la Cumbre Mundial para las Montañas de Bishkek. A su vez, los países del Cáucaso también están elaborando un instrumento legal para proteger el Ecosistema de las Montañas del Cáucaso.

Amigos de las Montañas, un grupo de Miembros del Parlamento de Europa, patrocinó una exhibición de pósters del PNUMA – Desde las Cumbres a los Mares – , abierta en el Parlamento en Bruselas por el Director Ejecutivo Klaus Toepfer el 27 de febrero. Los afiches serán exhibidos en diversas reuniones internacionales durante todo el año 2002.

La implementación de las estrategias y los planes que emanen del Año exigirán aumentar las capacidades en muchos países. PNUMA-WCMC está ayudando en la Zona de Conservación del Anapurna, el área protegida más grande en Nepal, con la colaboración de la Iniciativa Darwin (Reino Unido) y el King Mahendra Trust. Esta región se ha escogido como sitio piloto para el desarrollo de instrumentos, para capacitar personal en la tarea de evaluar valores ecológicos y culturales de los terrenos montañosos, y monitorear los impactos del turismo. Las comunidades locales estarán intensamente involucradas en estas actividades – y las lecciones aprendidas serán transferibles a otros parques montañeses.

Las tareas de restaurar los ecosistemas montañeses, mejorar las oportunidades de sustento de los habitantes de las montañas, ordenar las cuencas – y otros aspectos de la administración medioambiental de las zonas de montañas – requerirán programas cooperativos locales y regionales a largo plazo entre comunidades, asociaciones de interesados privadas y públicas, los encargados de formular políticas y los financiadores del desarrollo. ¿Cómo será posible organizar todo esto?

El enfoque del PNUMA
El enfoque del PNUMA consiste en realzar la cooperación de todos los interesados, basándose en modelos existentes para estimular la acción a través de organizaciones desde el nivel mundial al nivel de las bases. Para poder sostenerse, hará falta que estas asociaciones emergentes y diálogos entre interesados puedan recurrir a una red de comunicación común, fácilmente accesible. A tal fin, el PNUMA está discutiendo con sus asociados la posibilidad de facilitar una Alianza para las Tierras Montañosas Comunitarias (Mountain Commons Partnership – MCP) para actuar a modo de centro de cambio de información para los programas de acción de seguimiento del Año, a nivel nacional, regional y, si corresponde, a nivel mundial.

Trabajando en estrecha colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación – la agencia conductora del Año Internacional de las Montañas y Gerente de Tareas del Capítulo 13 del Programa 21 – la Alianza podría facilitar nuevos programas conjuntos con agencias ambientales y de desarrollo, organizaciones de sociedades civiles (parlamentarios, ONG, organizaciones basadas en la comunidad) y con el sector privado. Mediría su éxito monitoreando el progreso en establecer programas de acción regionales específicos y alianzas específicas para tierras montañosas comunitarias, mediante la transferencia de instrumentos económicos y del marco legal, y formando un programa participatorio diseñado por una junta consultiva internacional.

Klaus Toepfer, el Director Ejecutivo del PNUMA, ha llamado el Año “una oportunidad única para celebrar el medio ambiente natural, las culturas y los pueblos de las regiones montañosas del mundo, y que nos provee un instrumento para elevar el perfil político del desarrollo sostenible de las montañas”. A través de sus actividades para el Año, el PNUMA está entablando conexiones con socios en todas partes del mundo para mejorar la condición y las perspectivas para los ecosistemas y los pueblos de las montañas. A largo plazo, el éxito del Año será juzgado por los resultados concretos. El PNUMA y sus aliados están formulando el concepto de un Programa de Acción Mundial para las Montañas como una manera de mantener las montañas en la agenda por mucho tiempo después de que el Año ha llegado a su fin


Mark Collins es Director, UNEP World Conservation Monitoring Centre (Centro Mundial de Vigilancia de la Conservación) y Andrei latsenia es Coordinador del Programa para las Montañas, Oficina Regional del PNUMA para Europa.

Foto: Kelly Vandenberg/UNEP/Topham


Glacial lake outburst floods

El PNUMA y el Centro internacional para la ordenación integrada de las montañas (ICIMOD) han forjado una alianza para estudiar el fenómeno de las inundaciones repentinas de los lagos glaciales en Nepal y Bhután. El fenómeno ha sido originado por el derretir de los glaciares y la formación de lagos glaciales detrás de morrenas causados por el cambio climático. Los diques de morrena son comparativamente débiles y pueden romperse repentinamente, causando inundaciones catastróficas río abajo.

El proyecto PNUMA/ICIMOD ha confeccionado un inventario de glaciares y lagos glaciales de Nepal y Bhután, destacando aquéllos en los cuales existe probabilidad de que ocurran eventos de inundaciones repentinas que podrían causar serio daño a la vida y la propiedad. El proyecto sugiere que 20 lagos glaciales nepaleses y 24 lagos glaciales bhutaneses son potencialmente peligrosos. El proyecto también está ofreciendo consejo a los Gobiernos de ambos países sobre métodos para reconocer peligros potenciales y amenazas inmediatas, y para desarrollar sistemas de alerta rápido. Está ayudando a fortalecer la capacidad de sus instituciones nacionales para encarar los problemas de las inundaciones repentinas de los lagos glaciales.

Surendra Shrestha



El trabajo del PNUMA durante el Año Internacional de las Montañas cuenta con el generoso apoyo de la FAO (como agencia conductora del Año), el FMAM, la Agencia Suiza para Desarrollo y Cooperación, la Red de Desarrollo Aga Khan, la Universidad de las Naciones Unidas, UNESCO, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Banco Mundial, el Foro para las Montañas, y los Gobiernos de Kirguistán, Austria, Italia, el Reino Unido y Alemania.




Este número:
Indice | Editorial K. Toepfer | Mensaje para el Día Mundial del Medio Ambiente: Salvando nuestra Tierra común | Apuntando alto | Majestuosas pero frágiles | Hacia el equilibrio | Reverdeciendo las laderas | Para el pueblo | Altas prioridades | Belleza natural | Perspectivas para la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible: Hacia Johannesburgo | Por un sendero empinado | Las cumbres del problema | ¿Disneylandia o diversidad? | Una senda al descubrimiento | La cima de las actividades | Panorama desde la cúspide | Nadar a contracorriente | Futuro nublado


Artículos complementarios:
Mark Collins: Globalizing solutions (Biological Diversity) 2000


Report complementario:
Mountain Watch Report