Reverdeciendo
las laderas

 
Myung Ja Kim describe cómo su país está reforestando un tercio de sus montañas como un paso hacia la sostenibilidad mundial

El año 2002 es el Año Internacional de las Montañas así como el Año Internacional del Ecoturismo. Como tal, se espera que habrá de ver un despliegue de discusiones sobre la importancia de las montañas, que proveen un recurso vital para seres humanos y flora y fauna silvestres por igual.

Las montañas constituyen un 66% del total del territorio de la República de Corea. Comenzando con el colonialismo de la primera mitad del siglo XX y la Guerra de Corea en 1950-1953, a través del período de reconstrucción en los años 1960, vastas zonas de estas montañas fueron devastadas por tala y rescate. En 1973, el Gobierno lanzó una campaña de plantación de árboles sistemática a largo plazo para restaurarlos. Para 2000, había convertido 2 millones de hectáreas (31%) de la superficie montañosa en tractos de bosques económicamente valiosos. Emprendiendo un paso más adelante, iniciamos un Programa de Suspensión de la Naturaleza para las principales montañas en 1991, con objeto de rehabilitar sus ecosistemas limitando el acceso del público por un período especificado.

Un tesoro del ecosistema
En fecha más reciente, logramos preservar uno de los tesoros de nuestro ecosistema, anulando el plan de construcción del Dique Young-Wol para el Río Dong en la Provincia de Gangwon. Cuando los estudios revelaron la envergadura de su impacto adverso sobre el medio ambiente a largo plazo, el Presidente anuló oficialmente el proyecto propuesto en el Día Mundial del Medio Ambiente de 2000. El Gobierno siguió esta acción designando el Río Dong como una zona de rehabilitación natural. Ahora estamos promocionando el ecoturismo en esta zona y reinvertimos las ganancias generadas del turismo en las ciudades de los alrededores, lo cual crea un fuerte compromiso entre los habitantes locales hacia los esfuerzos de conservación medioambiental, al mismo tiempo de mejorar la calidad de su vida.

Regionalmente, la República de Corea ha venido colaborando activamente con China y Japón para reformar nuestros ecosistemas dentro del marco de la Reunión Tripartita de Ministros anual, convocada por primera vez en 1999. Los tres países han estado trabajando en diversos proyectos, incluso el Proyecto de Conservación Ecológica en el Noroeste de China, para mitigar los fenómenos de “arena amarilla”. Este año, Corea será anfitriona del Congreso Internacional de Ecología del 11 al 18 de agosto, que tratará el tema de la Ecología en un Mundo Cambiante. Se invitará a expertos y estudiosos de todas partes del mundo para discutir maneras de tratar importantes asuntos ecológicos tales como la protección de los bosques y las marismas, la diversidad biológica y los cambios climáticos.

Medidas enérgicas
En vena similar, deberíamos tratar de proveer una oportunidad a la gente de poder experimentar ecosistemas autóctonos únicos, especialmente al celebrar el Año Internacional del Ecoturismo. A tal fin, es necesario que tomemos enérgicas medidas para crear conciencia medioambiental entre nuestros ciudadanos y para proteger la desgastada red de la naturaleza. Es mi esperanza que el PNUMA y otras organizaciones internacionales emprenderán iniciativas para motivarnos a fomentar la viabilidad y la riqueza ecológica.

Para poder realizar plenamente el desarrollo sostenible será preciso establecer sin tardanza los mecanismos de implementación para los objetivos expuestos en la Declaración del Milenio. En este sentido, el Gobierno ha decretado, entre otras cosas, un Sistema de Cobro de Tarifas por Volumen para Desechos, en vigor desde 1995. Esto ha resultado en enormes reducciones en desperdicios y los correspondientes aumentos en el reciclado. Estoy convencido de que la proliferación de políticas de este tipo en una escala mundial demostrará ser de utilidad para convertir la sostenibilidad medioambiental en una realidad más próxima.

El rol de la mujer
El rol de la mujer también es un componente esencial del desarrollo sostenible. En la Reunión de Líderes Mujeres sobre el Medio Ambiente del mes de marzo en Helsinki, Finlandia, las participantes hicieron un llamado a la alianza y la información compartida entre todos los interesados e hicieron hincapié en la necesidad de incorporar una perspectiva de género en las discusiones sobre desarrollo sostenible. Con objeto de tratar estos problemas, acordamos establecer una red mundial de líderes mujeres para discutir y contribuir material sobre importantes asuntos ambientales.

Por último, la conclusión de las negociaciones sobre los mecanismos de implementación del Protocolo de Kioto mantenidas en Marrakesh en noviembre pasado marcaron un auspicioso comienzo de los esfuerzos internacionales destinados a preservar el medio ambiente. Espero que las futuras negociaciones sobre los instrumentos de implementación del Programa 21, y sobre el comercio y el medio ambiente dentro del contexto de la rápida mundialización, habrán de producir resultados fructíferos. Sólo una vez que estos esfuerzos se hallen bien integrados y encaminados, el siglo XXI será capaz de realizar un desarrollo sostenible


La La Dra. Myung Ja Kim es Ministra para el Medio Ambiente, República de Corea.

Foto: UNEP/Topham


Este número:
Indice | Editorial K. Toepfer | Mensaje para el Día Mundial del Medio Ambiente: Salvando nuestra Tierra común | Apuntando alto | Majestuosas pero frágiles | Hacia el equilibrio | Reverdeciendo las laderas | Para el pueblo | Altas prioridades | Belleza natural | Perspectivas para la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible: Hacia Johannesburgo | Por un sendero empinado | Las cumbres del problema | ¿Disneylandia o diversidad? | Una senda al descubrimiento | La cima de las actividades | Panorama desde la cúspide | Nadar a contracorriente | Futuro nublado


Artículos complementarios:
AAAS Atlas of Population and Environment:
Population and ecosystems: Forests


Report complementario:
Mountain Watch Report