Mensaje a la
Segunda Asamblea del Fondo para el Medio Ambiente Mundial


 
Xiang Huaicheng Ministro de Hacienda, China

Doy calurosa bienvenida a Beijing a todos los delegados que se reunirán para la Segunda Asamblea del FMAM: delegaciones gubernamentales de los países miembro, y representantes de instituciones internacionales y otras organizaciones. Es nuestro privilegio y nuestro honor, menos de dos años después de iniciado el nuevo milenio, ser anfitriones de este significante evento internacional, de tan crítica importancia para todo el mundo. Tal como otras reuniones, la conferencia podrá durar sino unos pocos días, pero se espera que lo que de ella emane hará una marcada diferencia en el empeño internacional hacia la protección del medio ambiente, y su efectividad perdurará durante muchos años por venir.

Hace mucho que la protección del medio ambiente ha sido y sigue siendo un asunto importante en la agenda de gobiernos individuales y de la comunidad internacional. Pero la urgencia de proteger nuestra Tierra – el único habitat, según nuestro conocimiento, disponible para la humanidad en el universo entero – asume nueva relevancia en el nuevo milenio, a medida que cada vez más economías se van embarcando en ambiciosos programas de desarrollo y al mismo tiempo se hacen más conscientes de la importancia de aceptar los problemas del medio ambiente.

¿Cómo será el medio ambiente en el nuevo siglo? ¿Qué clase de planeta heredarán nuestros hijos? ¿Cómo podemos asegurar un desarrollo sostenible creando armonía entre el crecimiento y la protección del medio ambiente? Estas cuestiones son ineludibles. Es necesario que contestemos la mayor cantidad posible de estas preguntas.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo celebrada en Río de Janeiro diez años atrás concentró la atención en este asunto. El Programa 21 lanzó el primer progama de desarrollo sostenible en la historia, y estableció los principios básicos para la cooperación internacional sobre el medio ambiente y el desarrollo en el siglo XXI. Diez años más tarde, la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible fue convocada en Johannesburgo. Entretanto, el concepto de desarrollo sostenible ha sido ampliamente aceptado por los gobiernos y los pueblos alrededor del mundo, y, cosa más importante, ha empezado a implementarse mundialmente con creciente cooperación.

Es mucho lo que queda por hacer. El FMAM, como un mecanismo financiero para la protección del medio ambiente, jugará un papel importante en los avances futuros. Desde su inicio – y desde su reestructuración en 1994 en particular – el FMAM ha ofrecido ayuda efectiva a numerosos países en desarrollo, tanto financiera como técnica, para su participación en actividades conjuntas encaminadas a la protección del medio ambiente mundial. Con el pleno apoyo de sus países miembro, el FMAM ha registrado destacados éxios en la tarea de aumentar la conciencia de la comunidad internacional, ayudando a las naciones a ocuparse de los problemas ambientales en las áreas principales con implicaciones mundiales, a saber: los cambios climáticos, la pérdida de diversidad biológica, la degradación de las aguas internacionales, el agotamiento del ozono y la degradación de tierras. El FMAM se ha desempeñado a la altura de las expectativas de la comunidad internacional y se espera habrá de seguir haciendo más durante muchos años por venir.

El Gobierno de China da gran importancia a la protección del medio ambiente y al desarrollo. Ya en los años 1980 había empezado a conceder su status a la protección ecológica como una de las políticas estatales fundamentales. Ha formulado directrices para integrar el desarrollo económico y social, la conservación de los recursos naturales y la protección del medio ambiente bajo la estrategia del desarrollo sostenible. Entretanto, China ha participado activamente en la cooperación internacional para la protección del medio ambiente. Si bien China aún es un país en desarrollo de bajo ingreso, su Gobierno está comprometido a hacer su contribución al FMAM y ha decidido incrementar su aporte para el tercer reaprovisionamiento del Fondo de Fideicomiso del FMAM. Nosotros creemos que el FMAM jugará un rol más importante en el futuro.

Doy la bienvenida a los delegados de 173 naciones, instituciones internacionales y organizaciones no gubernamentales reunidos en Beijing en nuestro otoño, la mejor época del año. Confío en que aprovecharán la oportunidad para intercambiar ideas sobre una amplia variedad de asuntos relacionados con la protección del medio ambiente, para examinar lo que ya se ha logrado en el curso de los últimos años, considerar lo que aún queda por hacer a corto y mediano plazo, y para deliberar qué podríamos hacer para fortalecer nuestra alianza.

Nosotros en China anticipamos una Asamblea provechosa y deseamos a la conferencia el mayor de los éxitos


Xiang Huaicheng es Ministro de Hacienda, China.

Foto: Hu Zong Huu/UNEP/Topham


Este número:
Indice | Editorial K. Toepfer | Oportunidades sin igual | Prioridad mundial | Alianzas para el cambio | Aceptando los nuevos retos | Muchos logros, más por hacer | Mensaje a la Segunda Asamblea del FMAM | Perspectivas del Medio Ambiente Africano | Energía crítica | Un mapa de la salud del mundo | Recuperando terreno | El tango se baila a dos | Uniendo el conocimiento a la acción | Mundialización de los beneficios | Enemigos invisibles | Mensaje a la Segunda Asamblea del FMAM

Artículos complementarios:
Special supplement to coincide with the Global
Environment Facility Assembly
(Fresh Water) 1998
Xie Zenhua: Salvando nuestra tierra comun (Las montañas y el ecoturismo) 2002
Ye Ruqiu: Reduccion del carbón (Energía) 2001

AAAS Atlas of Population and Environment:
About the AAAS Atlas of Population and Environment

AAAS Atlas of Population and Environment:
Contents