Mensaje para el
Día Mundial del Medio Ambiente

Las acciones hablan más
fuerte que las palabras


 
Margot Wallström
Comisionada de la UE para el Medio Ambiente

Hemos avanzado mucho desde la Conferencia de las Naciones sobre el Ambiente Humano de 1972, que colocó los asuntos ambientales plenamente en la agenda internacional. Pero si bien hemos hecho algún progreso en el mejoramiento y la conservación de nuestro frágil medio ambiente, todavía no hemos logrado éxito en detener definitivamente la degradación medioambiental, ni en la tarea de encontrar el camino al desarrollo sostenible. Es mi convicción que estas metas son alcanzables, pero su logro requerirá esfuerzos de parte de todos nosotros: ricos y pobres, jóvenes y mayores, y en todos los rincones del mundo.

El Día Mundial del Medio Ambiente plasma este enfoque, creando conciencia, alentando a la gente a expresar sus pensamientos y a hacer cuanto se halla en su poder para mejorar el medio ambiente. Este año, el Día del Medio Ambiente está dedicado al agua, ese recurso invalorable, y cuenta son mi incondicional apoyo.

El agua potable es un lujo, pero la mayoría de nosotros lo tomamos por sentado. No nos damos cuenta de que más de 1.000 millones de personas, una en cada seis de la población del mundo, carecen de acceso a suministro de agua segura, ni de que la mitad de los habitantes en el mundo carecen de servicios sanitarios adecuados. Esto produce enfermedad y muerte, sobre todo entre los niños.

Para empeorar las cosas, la demanda mundial para el agua sigue creciendo, y los recursos están gastándose más rápidamente de lo que es posible reponerlos. Es imperativo que aprendamos cómo ahorrar y compartir el agua, a fin de asegurar que los pueblos menos afortunados alrededor del mundo y las generaciones futuras también tengan acceso al precioso recurso. Medidas sencillas que podrán parecer insignificantes, como cerrar el grifo mientras nos lavamos los dientes, duchar en lugar de tomar un baño, y otros ligeros cambios en nuestros hábitos diarios pueden hacer una gran diferencia.

A mi parecer, el Día Mundial del Medio Ambiente debe mantener el momento de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible celebrada el año pasado en Johannesburgo y asegurar que las acciones hablen más fuerte que las palabras. Uno de los objetivos acordados en la Cumbre es el de cortar a la mitad, para el año 2015, la proporción de personas sin acceso a servicios sanitarios básicos. Esto complementa el Objetivo de desarrollo para el milenio de reducir a la mitad, también para el año 2015, la proporción de personas sin acceso sostenible a agua potable segura.

En Johannesburgo, la Unión Europea lanzó la Iniciativa “Agua para la Vida” de la UE con la finalidad de alcanzar estas metas. El objetivo de la iniciativa es llevar agua segura y servicios sanitarios a las regiones más pobres de Africa y los Nuevos Estados Independientes, en alianza con sus gobiernos y con énfasis en la formación de capacidad. Ahora, la Comisión Europea está tomando la delantera en tratar de inyectar nuevo momento a esta iniciativa, incluso mediante la movilización de recursos substanciales del Fondo Europeo para el Desarrollo.

Otro importante resultado de la Cumbre de Johannesburgo es el acuerdo de establecer un marco de diez años para programas sobre consumo y producción sostenibles, un esfuerzo mundial en el cual los países industrializados tomarán la iniciativa.

Ahora, con los delegados ya de vuelta de Johannesburgo, es hora para el verdadero trabajo de empezar a convertir todas las palabras y buenas ideas en acción. Es necesario que aseguremos que el Plan de Implementación de Johannesburgo esté respaldado por un programa de trabajo concreto, y rigurosos mecanismos de monitoreo y reporte, a fin de poder hacer responsables a los gobiernos individuales de sus promesas. Pero también es necesario que hagamos más para integrar el desarrollo sostenible en nuestras rutinas diarias, no sólo dentro de las fronteras de la Unión Europea sino también a través del mundo entero. Y como individuos, todos y cada uno de nosotros podemos hacer cambios en nuestro estilo de vida, actuando con verdadera motivación y determinación para preservar nuestro medio ambiente.

Esta es la idea detrás del Día Mundial del Medio Ambiente, que jugará un papel vital en movilizar a interesados a todos los niveles. Las iniciativas de la sociedad civil y las alianzas entre gobiernos, instituciones internacionales y organizaciones no gubernamentales son maneras importantes de ejecutar medidas acordadas internacionalmente, maneras que fueron reconocidas por primera vez a nivel de las Naciones Unidas en Johannesburgo. Ellas pueden ayudar a asegurar la ejecución efectiva de las obligaciones contraídas en Johannesburgo.

La Comisión Europea desempeña su parte en asegurar que el Día Mundial del Medio Ambiente reciba la atención que merece, organizando una “Semana Verde” y “Días Verdes” cada año. El tema de la Semana Verde de este año (2-5 de junio en Bruselas) es “Cambiando nuestra Conducta”. Reunirá a un amplio público para discutir, a modo de seguimiento a Johannesburgo, los asuntos ambientales clave de agua, consumo y producción sostenibles, y energía renovable y el cambio climático. Los Días Verdes (30 de mayo-9 de junio) son eventos organizados localmente a través de Europa para movilizar medidas y acción local en apoyo a los objetivos de la Semana Verde.

Sólo puedo repetir: únicamente se logrará un desarrollo sostenible si se realizan vigorosos esfuerzos a todos los niveles comenzando por el nivel individual, llevando los esfuerzos progresivamente al nivel local, al regional, al nacional, al supranacional, hasta el nivel internacional, y únicamente si estos esfuerzos sean realizados en alianza con todos los actores involucrados.

El Día Mundial del Medio Ambiente debe motivarnos a todos a redoblar nuestros esfuerzos



Este número:
Indice | Editorial K. Toepfer | Mensaje para el Día Mundial del Medio Ambiente | El agua es vida | El siglo del agua | Empezar por la fuente | Renovando el compromiso | Ciudades sin agua | Tener a raya la contaminación | Gente | En breve | Un cambio de agenda | Una escasez galopante | Un puente sobre aguas turbulentas | Publicaciones y productos | Venciendo los obstáculos | Merma alarmante | Sin desperdicio | El agua: la prioridad de los pobres | Poder atómico

 
Artículos complementarios:
Margot Wallström: Invirtiendo la carga de las pruebas
(Las sustancias quimicas) 2002
En el número: Water, 1996
En el número: Freshwater, 1998


AAAS Atlas of Population and Environment:
Freshwater
Freshwater wetlands
Mangroves and estuaries