Poder
compartido

 
Kader Asmal
explica cómo sacar el máximo beneficio de la hidroenergía de las grandes presas, al mismo tiempo de minimizar las desventajas.

Por décadas hemos reflexionado sobre el problema de cómo proporcionar una vida mejor para los pobres del mundo sin destruir nuestro patrimonio cultural y el medio ambiente natural. Cuando se sugiere un crecimiento guiado por el mercado como la clave para mitigar la pobreza, ¿cómo podemos asegurar que semejante crecimiento sea equitativo sin sofocarlo en el proceso? ¿Cómo persuadir a los intereses creados que reconozcan intereses comunes?

Junto con mis 11 colegas en la Comisión Mundial de Presas hemos estado ocupándonos durante dos años de uno de los asuntos más contenciosos del desarrollo económico. El debate sobre las presas, o diques, contiene muchos elementos más amplios de expansión, tecnología y equidad – para nombrar sino unos pocos – que caracterizan a las grandes discusiones en torno a la mejor forma de ayudar a crear un mundo más justo para todos.

La industria y las personas necesitan electricidad. Los cultivos irrigados alimentan a la gente y ganan divisas extranjeras. Todo el mundo se beneficia con agua limpia y con el control de las inundaciones.

Cuando 2.000 millones de habitantes carecen de electricidad en un mundo que está asfixiándose con la contaminación transportada por el aire, en un momento se pensó que la hidroenergía ofrecía una alternativa limpia en países favorecidos con ríos caudalosos. Pero las presas también tienen sus desventajas. Plagadas por costos que suelen exceder los presupuestos iniciales, pueden contribuir a la carga de deudas insostenibles. Causan el desplazamiento de 4 millones de personas todos los años. Sus impactos sobre el medio ambiente pueden ser devastadores. Y la participación en los costos y los beneficios con frecuencia no es equitativa.

El reto para nuestra Comisión fue encontrar una serie de criterios compartidos para decidir cuándo y si una presa es la mejor opción para satisfacer una necesidad dada y, en caso afirmativo, para obtener los beneficios de su construcción al mismo tiempo de minimizar sus aspectos negativos.

Un tercio de los países en el mundo dependen de la hidroenergía para más de la mitad de su suministro de electricidad, y los grandes diques generan 19% de la energía eléctrica total. La demanda de electricidad en los países en desarrollo sigue creciendo, y la gama de opciones para satisfacer esta demanda es limitada.

Efectividad y alternativas
La Comisión se había propuesto la tarea de realizar un examen de la efectividad de las grandes presas para el desarrollo y evaluar las alternativas para los recursos hídricos y el desarrollo energético. Emprendimos ocho estudios de caso detallados de grandes presas y preparamos revisiones nacionales para India y China, además de una ponencia de información sobre Rusia y los nuevos Estados independientes. También se llevó a cabo una encuesta de 125 grandes presas, junto con 17 exámenes temáticas sobre asuntos sociales, ambientales y económicos, sobre alternativas para las presas, y sobre procesos de gobierno e institucionales.

Nos enteramos de que las grandes presas construidos para suministrar hidroenergía habían logrado satisfacer el suministro de energía de forma bastante satisfactoria, pero aún por debajo de la meta proyectada. Por lo general cumplían sus metas financieras, pero demostraban un desempeño económico variable relativo a las metas.

Se encontró que los impactos sobre el ecosistema eran más negativos que positivos para las presas en general (incluso aquellas diseñadas para suministro de agua, irrigación y control de inundaciones). En muchos casos, han llevado a importantes pérdidas de especies y ecosistemas. Hallamos que todos los embalses examinados por científicos emiten gases de efecto invernadero – lo mismo que los lagos naturales – procedentes de vegetación putrefacta y la afluencia de carbono de la cuenca de captación. La escala de estas emisiones es sumamente variable. Los datos de una presa de hidroenergía en el Brasil revelaron que el nivel bruto es significante comparado con las emisiones de centrales de energía térmica equivalentes. Sin embargo, en otros embalses (sobre todo aquellos en zonas boreales) las emisiones brutas de gases de efecto invernadero son notablemente inferiores a los de la alternativa térmica. A las claras, hace falta mayor investigación para demostrar la capacidad de la hidroenergía para compensar el cambio climático.

Llegamos a la conclusión de que es necesario considerar los proyectos de desarrollo de agua y energía propuestos dentro de una situación mucho más amplia de lo que había sido típico en el pasado. Esto deberá reflejar pleno conocimiento y comprensión de los beneficios e impactos de grandes proyectos de presas y las opciones alternativas para todas las partes. Hicimos un llamado para un cambio fundamental en la manera en la cual se toman estas decisiones.

Valores centrales
En nuestro informe y nuestras recomendaciones, cinco valores centrales emergieron como fundamentales para informar el planeamiento de diques y presas futuras: equidad, eficiencia, toma de decisión participatoria, sostenibilidad y responsabilidad.

Armados con estos valores, propusimos un enfoque basado en el reconocimiento de derechos y una evaluación de los riesgos, y “derechos en riesgo” en particular. Consideramos que esto ofrecería un instrumento básico para guiar el planeamiento y la toma de decisiones en el futuro. A nuestro parecer, esto ofrecería un marco más efectivo para integrar las dimensiones económicas, sociales y ambientales para evaluar diversas opciones y para el planeamiento y los ciclos de proyecto asociados con grandes diques y presas.

A continuación identificamos cinco puntos de decisión críticos a tener en cuenta al considerar opciones energéticas. Los dos primeros están relacionados con el planeamiento:

  • Las necesidades de servicios de agua y energía deben ser evaluadas y validadas.
  • La gama completa de opciones debe ser examinada a los fines de identificar el plan de desarrollo preferido. Cuando un dique emerge de este proceso como una alternativa de desarrollo preferida, se presentan otros tres puntos de decisión:
  • Durante la etapa de preparación del proyecto, debe verificarse que todos los acuerdos están establecidos antes de lanzar a licitación el contrato de construcción.
  • Durante la etapa de implementación del proyecto, es necesario confirmar el cumplimiento con los acuerdos antes de comisionar la presa.
  • Durante la etapa de operación del proyecto, el funcionamiento de la presa debe adaptarse a circunstancias externas cambiantes.

Cada uno de estos cinco puntos representa un compromiso hacia medidas que gobiernan el curso de la conducta futura y la adjudicación de recursos financieros y otros recursos para el proyecto. Con respecto a todos ellos, ministros y agencias de gobierno deben comprobar el cumplimiento de los procesos anteriores antes de dar luz verde a la etapa siguiente.

Un nuevo marco político
Nuestro informe ofreció un nuevo marco político con cambios fundamentales al enfoque actualmente vigente en gran parte del mundo. Estamos complacidos por la acogida brindada al informe, y de que, si bien nuestro mandato era finito, con un claro límite de dos años, el trabajo de la Comisión continuará a través del Proyecto de Presas y Desarrollo bajo los auspicios del PNUMA, que promocionará y prestará su apoyo incluso un diálogo informado de multiinteresados sobre los asuntos planteados por nuestra Comisión.

Las decisiones sobre la generación de energía deben ser compartidas entre los poderosos y los que carecen de poder. Esperamos que el trabajo de la Comisión Mundial de Presas habrá ayudado a restablecer el equilibrio


El Profesor Kader Asmal, Ministro de Educación de la República de Sudáfrica, fue Presidente de la Comisión Mundial de Presas.

Foto: Thomas Wolke/UNEP/Still Pictures


Este número:
Indice | Editorial K. Toepfer | Seguro y sostenible | Impulsando el multilateralismo | Satisfaciendo necesidades crecientes | Abran paso al coche cero-litro | Poder compartido | El petróleo y las aguas | Retos energéticos | En breve: Energía | Concurso | Potencia para la gente | Informe especial sobre China: Reducción del carbón | Viento de cambio | Existe otra opción | La promesa del sol | Oleadas de energía | Menos energía, más riqueza

 

Artículos complementarios:
En el número: Climate and Action December 1998
En el número: Climate change December 1997
En el número: Water October 1996

Atlas Of Population And Environment De La AAAS:
Energy
Climate change
Air pollution
Freshwater Wetlands
Fresh water