Altas
prioridades

 
Mohamed T. El-Ashry describe las iniciativas para sostener los ecosistemas de las montañas, proteger su diversidad biológica y permitir a las comunidades montañesas mejorar la calidad de su vida.

Consideradas por muchos como la morada de los dioses y residencia de los antepasados, las montañas poseen un significado espiritual muy especial para la mayoría de las religiones y culturas alrededor del mundo. Como zonas biológicas de gran importancia, las montañas contienen miles de especies endémicas. Los científicos medioambientales suelen referirse a las montañas como “torres de agua”, pues originan más de la mitad de las reservas de agua dulce del mundo. Mas a pesar de estas riquezas naturales, las comunidades montañesas se encuentran entre las más pobres del mundo. La condición de los ecosistemas de las montañas bien podría significar enriquecimiento o empobrecimiento para más de la mitad de la humanidad.

El rol del FMAM
En 2002, en observancia del Año Internacional de las Montañas de las Naciones Unidas, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) continúa abogando por iniciativas encaminadas a permitir a las comunidades montañesas mejorar la calidad de su vida, al mismo tiempo de proteger su diversidad biológica tan importante para el mundo entero.

A través de más de diez años, el FMAM ha comprometido cerca de 500 millones de dólares y apalancado financiamiento adicional de más de 1.330 millones de dólares para financiar más de 70 proyectos relacionadas con las montañas en 44 naciones. Estos proyectos son implementados por el PNUMA, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Banco Mundial.

En su mayoría, los proyectos montañeses del FMAM se concentran en tierras protegidas por los gobiernos de países en desarrollo. Usando el financiamiento del FMAM, los gobiernos han podido crear la infraestructura y proveer la capacitación necesaria para manejar estas zonas de una manera sostenible. Los proyectos del FMAM han ayudado a conservar especies en sus propios hábitats. Así por ejemplo, el Proyecto de Biodiversidad del Mustang Superior en Nepal desarrollará un plan de ordenación de recursos naturales encaminado a conservar los pastizales de la zona y proteger especies amenazadas tales como el lobo tibetano y el argali del Tibet. Esta zona ha sido clasificada por los científicos como una de las zonas de mayor importancia biológica en el mundo, dado que alberga tan gran cantidad de especies raras y endémicas.

Trabajando directamente con las comunidades, los proyectos del FMAM identifican actividades que promocionan el uso sostenible de los recursos. Por otra parte, los proyectos también alientan el cultivo de productos forestales aparte de la madera, tales como café cultivado a la sombra, setas y plantas medicinales. En las montañas del Hindu Kush de Pakistán, los habitantes locales están utilizando fondos del FMAM para crear un sistema que protege plantas medicinales amenazadas al mismo tiempo de crear nuevas fuentes de ingreso. Las ganancias obtenidas de la caza controlada, por ejemplo, se están dirigiendo a diversos fondos de desarrollo de aldeas.

Los proyectos también crean otras oportunidades económicas ecológicamente sostenibles. Uno de ellos, centrado en la cuenca binacional del río Bermejo en Argentina y Bolivia, trata la erosión del suelo en los Andes. El proyecto está encaminado a promocionar fuentes de ingreso alternativas así como educar a las comunidades locales sobre la importancia de proteger el medio ambiente.

Como contribución al Año Internacional de las Montañas, el FMAM está financiando un proyecto manejado por el PNUMA para crear un exhaustivo atlas de las montañas con información sobre la condición de todos los ecosistemas montañosos del mundo. Dicho atlas será utilizado como un instrumento en el desarrollo sostenible de las montañas. El proyecto también explorará oportunidades para formar alianzas privadas-públicas, y promocionar una compensación económica justa de personas que preservan las tierras montañosas que proporcionan servicios ambientales tan cruciales como la purificación del agua, entre muchos otros.

“Los ecosistemas de las montañas” constituye uno de los temas prioritarios de la séptima reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención sobre la Diversidad Biológica. Más allá del Año Internacional de las Montañas, en respuesta a las directrices de la Conferencia de las Partes y las comunidades de montaña, el Fondo continúa facilitando la conservación y el uso sostenible de los ecosistemas montañosos para beneficio del medio ambiente mundial.

En su calidad de mecanismo financiero designado de la Convención sobre la Diversidad Biológica y el Convenio Marco sobre los Cambios Climáticos de las Naciones Unidas, el rol del FMAM es servir a modo de catalizador. Su trabajo consiste en forjar verdaderas alianzas con y entre gobiernos, organizaciones bilaterales y multinacionales, organizaciones no gubernamentales, comunidades autóctonas, empresas privadas, organizaciones a nivel de las bases y otros grupos. En esta segunda década del FMAM esperamos profundizar y seguir ampliando estas alianzas. Tal colaboración será esencial para crear un marco político que trascienda los sectores y asegure que las generaciones futuras – así como las actuales – puedan beneficiarse de nuestros sistemas naturales de una manera sostenible


Mohamed T. El-Ashry es Oficial Ejecutivo en Jefe y Presidente del Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

Foto: Steen Wren/UNEP/Topham


Este número:
Indice | Editorial K. Toepfer | Mensaje para el Día Mundial del Medio Ambiente: Salvando nuestra Tierra común | Apuntando alto | Majestuosas pero frágiles | Hacia el equilibrio | Reverdeciendo las laderas | Para el pueblo | Altas prioridades | Belleza natural | Perspectivas para la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible: Hacia Johannesburgo | Por un sendero empinado | Las cumbres del problema | ¿Disneylandia o diversidad? | Una senda al descubrimiento | La cima de las actividades | Panorama desde la cúspide | Nadar a contracorriente | Futuro nublado


Artículos complementarios:
En el número: Water 1996
En el número: The Way Ahead 1997
En el número: Fresh Water 1998
En el número: Climate and Action 1998
En el número: Small Islands 1999
Mohamed T. El-Ashry: Global environmental benefits
through local action: the GEF

(Fresh Water) 1998
Mohamed T. El-Ashry: Energizing change
(Climate and Action) 1998


Report complementario:
Mountain Watch Report