EDITORIAL
Klaus Toepfer
Secretario General
Adjunto de las Naciones Unidas
y Director Ejecutivo del PNUMA

En el curso de la última década, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) se ha transformado en un actor importante en la tarea de encarar los retos ambientales mundiales del desarrollo sostenible. Desde su formación en 1991, el Fondo ha adjudicado 4.000 millones de dólares – suplementados por 12.400 millones de dólares en cofinanciamiento – para más de 1.000 proyectos en 160 países.

La reciente evaluación independiente de su desempeño ofreció amplias pruebas de que este mecanismo financiero único e innovador está funcionando de forma satisfactoria, y de que, como resultado, sus operaciones están logrando impactos discernibles en el terreno.

La decisión tomada recientemente respecto al reaprovisionamiento del Fondo para su tercera etapa es un claro mensaje de confianza, tanto de donantes como de beneficiarios, de que está cumpliendo los objetivos para los cuales fuera creado. La decisión reafirma la confianza demostrada con anterioridad por la comunidad internacional, al solicitarle administrar tres nuevos fondos para el cambio climático establecidos en Marrakech, actuar en calidad de mecanismo financiero de nuevos instrumentos legales tales como el Protocolo de Bioseguridad de Cartagena y la Convención de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, e incluir la degradación de tierras como un área central separada y diferenciada de sus intervenciones.

Esta renovada confianza es un oportuno reconocimiento de los importantes éxitos del FMAM, y constituye un reto para hacer más – y hacerlo mejor – en respuesta a las necesidades que van desarrollándose y a las mayores expectativas de los países beneficiados, y particularmente los más pobres entre los pobres.

Así pues, la Segunda Asamblea del FMAM ofrece una oportunidad única, no sólo para evaluar lo que se ha alcanzado, sino – cosa aún más importante – para configurar las direcciones políticas que permitirán al Fondo continuar desempeñando un rol catalizador en la tarea de movilizar recursos financieros destinados a tratar las amenazas ambientales que confrontan al mundo.

Motivo de celebración
Para el PNUMA, la convocatoria de la Asamblea en Beijing es de importancia significativa. La reunión se celebra unos pocos meses después de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente en China, coincidiendo con el trigésimo aniversario de la creación del PNUMA. Con esta celebración, la comunidad internacional reconoció la contribución única hecha por el pueblo y el Gobierno de China a la promoción de la dimensión ambiental del desarrollo sostenible. Este mismo reconocimiento también llevó al establecimiento del Instituto PNUMA-Tongji para el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible en mayo de este año, con miras a mejorar las capacidades de investigación, técnicas y de administración en China y otros países de la región.
Este mecanismo financiero único e innovador está funcionando de forma satisfactoria
Como una agencia ejecutora del FMAM, el PNUMA está trabajando en China a través de 14 iniciativas diversas e innovadoras. Las mismas incluyen la finalización del Plan de Acción sobre biodiversidad y los reportes de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica. También comprenden un proyecto de demostración destinado a respaldar la implementación del marco nacional de seguridad de la biotecnología de China. Este marco fue desarrollado mediante otro proyecto piloto de seguridad de la biotecnología que había promovido el programa mundial en bioseguridad del FMAM, activo, a través del PNUMA, en más de 100 países en todo el mundo. Además, el PNUMA también está implementando un proyecto de 32 millones de dólares para la protección del Mar de China Meridional. Mediante el desarrollo de un Programa de Acción Estratégica regional y a través de medidas de recuperación y demostración, prestará su apoyo a países de la región en los esfuerzos de hacer frente a los retos que amenazan al mar y al Golfo de Tailandia. China también es un socio en las evaluaciones mundiales del PNUMA/FMAM de la degradación de tierras y de los recursos de energía solar y eólica, y un importante interesado en las evaluaciones mundiales de aguas internacionales, ecosistemas de montaña y la Evaluación de Ecosistemas del Milenio.

En un importante desarrollo, se anticipa que la Segunda Asamblea del FMAM enmendará el instrumento que gobierna la operación del Fondo, para designar la degradación de tierras y los contaminantes orgánicos persistentes (COP) como dos áreas centrales nuevas y separadas. En su calidad de una agencia ejecutora, el PNUMA está plenamente preparado para hacer frente a los retos que emanarán de la expansión del mandato original del FMAM. En efecto, ya está implementando un total de 19 proyectos directamente enfocados en COP y otras sustancias tóxicas persistentes, involucrando la participación de 42 países y un financiamiento de 47 millones de dólares, incluso 28 millones de dólares de recursos del FMAM. Menos de 15 meses después de la firma de la Convención de Estocolmo, el PNUMA – mediante recursos aprobados del FMAM – está prestando su asistencia a 23 países en el desarrollo de sus planes de implementación nacionales para la supresión progresiva de los COP cubierta por la Convención, y está ayudando a numerosos otros países a preparar propuestas para financiamiento del FMAM. A los fines de maximizar la colaboración entre agencias, el PNUMA recientemente entró en un arreglo de alianza con el Banco Mundial para apoyar la implementación de la Convención de Estocolmo.

Por otra parte, el PNUMA también está implementando 17 actividades encaminadas a luchar contra la desertificación por un valor de 90 millones de dólares, incluso 32 millones de recursos aprobados del FMAM. Estas actividades se centran en la degradación de ecosistemas transfronterizos de tierras secas que abarcan 26 países, principalmente en Africa.

Los retos de Africa
En la implementación de su programa de trabajo, el PNUMA siempre ha dado alta prioridad a responder a los retos ambientales con que se enfrenta Africa. La lucha contra la desertificación es uno de los retos ambientales, económicos y sociales mayores con que se enfrenta el Continente, según queda evidenciado por el Marco del Plan de Acción sobre el Componente Ambiental de la Nueva Alianza para el Desarrollo de Africa, adoptado por la Conferencia Ministerial Africana sobre el Medio Ambiente en su reunión celebrada en Kampala en julio este año con el apoyo del PNUMA, mediante recursos del FMAM.

El PNUMA se enorgullece de su rol y su responsabilidad como una importante agencia del FMAM. Menos de seis años después del establecimiento de su División del FMAM, está implementando un programa de trabajo del Fondo de 500 millones de dólares, que incluye más de 270 millones de dólares de recursos del FMAM, y comprende 278 proyectos en más de 140 países.

Consolidado aún más por el mandato mejorado sobre la formación de capacidades a niveles nacional, regional e internacional, que le fuera encomendado por la última reunión del Foro Ministerial Mundial sobre el Medio Ambiente celebrado en Cartagena en febrero este año, el PNUMA está plenamente comprometido a continuar ampliando su rol como una agencia ejecutora para prestar asistencia a la familia del FMAM en la tarea de hacer frente al reto de la excitante tercera etapa de su existencia


Foto: B. Wahihia/UNEP


Este número:
Indice | Editorial K. Toepfer | Oportunidades sin igual | Prioridad mundial | Alianzas para el cambio | Aceptando los nuevos retos | Muchos logros, más por hacer | Mensaje a la Segunda Asamblea del FMAM | Perspectivas del Medio Ambiente Africano | Energía crítica | Un mapa de la salud del mundo | Recuperando terreno | El tango se baila a dos | Uniendo el conocimiento a la acción | Mundialización de los beneficios | Enemigos invisibles | Mensaje a la Segunda Asamblea del FMAM

Artículos complementarios:
Special supplement to coincide with the Global
Environment Facility Assembly
(Fresh Water) 1998
En el número: Biodiversity, 2000
Klaus Toepfer: Editorial (Cumbre Mundial sobre el Desarrollo) 2002

AAAS Atlas of Population and Environment:
About the AAAS Atlas of Population and Environment

AAAS Atlas of Population and Environment:
Contents