At a glance:
La globalización, la pobreza,
el comercio y el medio ambiente




En el transcurso del último medio siglo, la economía mundial se ha multiplicado por cinco. En el mismo período, el comercio mundial ha crecido a razón de un ritmo tres veces más rápido, en un factor de 14. Con un volumen de 6 billones de dólares por año, el comercio internacional es una fuerza masiva para el cambio económico, ecológico y social. Su expansión y su liberalización están cambiando la forma en que la gente vive y trabaja alrededor del mundo. Por otra parte, el flujo anual de inversiones extranjeras privadas hacia los países en desarrollo es más de cinco veces más grande que la ayuda oficial para el desarrollo exterior.

Mientras la última década del siglo XX fue testigo de gran progreso económico en muchas partes del mundo, también registró estancamiento y reveses. Se estima que 1.200 millones de habitantes todavía viven con menos de 1 dólar estadounidense por día. Una quinta parte de los habitantes del mundo que viven en sus países más ricos comparten 86% de su PDB, la quinta parte más pobre apenas 1%, y la brecha entre ellos sigue aumentando. Estos efectos diferenciales de comercio e inversión en el desarrollo y mitigación de la pobreza demuestran que, mientras la expansión económica es de importancia capital, su calidad es la clave para el desarrollo sostenible. Tanto las fuentes como las pautas de la expansión también configuran los resultados del desarrollo. Es necesario ampliar los marcos de política nacional e internacional para incorporar las dimensiones sociales, económicas y ecológicas de un desarrollo sostenible, en una manera democráticamente responsable y equitable.

Los vínculos entre el comercio y el desarrollo, además de importantes, también son múltiples y complejos. El crecimiento y la liberalización del comercio no son necesariamente buenos o malos para la salud del planeta. Pueden ser la causa de un uso más eficiente de los recursos y crear riquezas que pueden utilizarse para proteger el medio ambiente. No obstante, también pueden aumentar las presiones relacionadas con el comercio que tan notoriamente contribuyen al agotamiento de los recursos naturales y la degradación ecológica. El reto consiste en manejar los procesos de liberalización comercial y mundialización en una manera que promueva la sostenibilidad ecológica y el desarrollo humano equitable. En una palabra: cuanto más integradas sean las políticas ecológicas, comerciales y otras políticas económicas, tanto más sostenible será el crecimiento económico, y tanto más positiva será la contribución hecha por la mundialización al medio ambiente y al desarrollo sostenible.

Es necesario dirigir los procesos de mundialización que tan fuerte influencia ejercen sobre la evolución de la sociedad hacia solucionar, más bien que agravar, los serios desequilibrios –entre ricos y pobres, y entre la humanidad y la naturaleza– que actualmente hostigan al mundo.



Disparidades en el ingreso mundial
El mundo está haciéndose cada vez más desigual. El crecimiento en muchos países en desarrollo ha sido dejado atrás de con mucho por el aumento de la riqueza en las naciones más ricas, mientras en Africa los ingresos per cápita han disminuido.

Menos de un dólar por día
El número de personas que viven en extrema pobreza en el mundo sólo bajó ligeramente durante los años 1990, a pesar de que –debido a los crecientes números humanos– su participación en la población mundial total bajó de 29 a 23%.

Habitantes que no escapan a la pobreza
Harán falta aumentos de 3,7% anual en el ingreso per cápita –y hasta éste es un estimado optimista– si los países han de alcanzar el Objetivo de desarrollo para el milenio de reducir la pobreza a la mitad. Durante los años 1990, únicamente 24 países (incluso los más densamente poblados, India y China) alcanzaron esta tasa: el resto no alcanzaron la meta o en efecto sufrieron una reducción de su ingreso.

Pago de reembolso de la deuda
Los pagos de reembolso de los países en desarrollo aumentaron de 19.6 % a 22.3% de las ganancias de exportación a través de los años 1990. La necesidad de aumentar las exportaciones para efectuar los pagos puede llevar a una explotación excesiva de recursos naturales.

Fusiones y adquisiciones
Las empresas más grandes están haciéndose más grandes aún y más internacionales en un mundo cada vez más “globalizado”. En 1970 había unas 7.000 compañías transnacionales, y para el año 2000 había arriba de 50.000.

Participación de las exportaciones
La parte de los países en desarrollo ha venido aumentando, pero la proporción que comparten todavía es mucho más pequeña que la de los países desarrollados.




Este número:
Indice | Editorial K. Toepfer | Mirando a través de lentes nuevos | Desarrollo con rostro humano | El poder de transformar | Triple ganancia | Gente | Hora de cumplir promesas | Tan precioso como el oro | Expandiendo el círculo | En breve: La globalización, la pobreza, el comercio y el medio ambiente | Haciendo las cosas localmente | La cooperación es contagiosa | Publicaciones y productos | Pasando por el cuello de botella | Inversiones en el medio ambiente | La Plataforma para las Montañas de Bishkek | El dinero no se puede respirar | ¡Lograremos éxito! | ¿Comercio equitativo? Pregunta justa

 
Artículos complementarios:
En el número: La pobreza, la salud y el medio ambiente, 2001
En el número: Production and Consumption, 1996
En el número: Cumbre Mundial sobre el Desarrollo, 2002
En el número: Fondo para el Medio Ambiente Mundial, 2002


AAAS Atlas of Population and Environment:
About the AAAS Atlas of Population and Environment