En breve:
La crisis mundial del agua



La Tierra, con sus diversas y abundantes formas de vida, incluso más de 6.000 millones de seres humanos, está enfrentándose con una grave crisis de agua. Todas las señales sugieren que la crisis está empeorando y continuará empeorando a menos que se tomen medidas correctivas.

Se trata de una crisis de ordenamiento de los recursos hídricos, causada esencialmente por las malas maneras en que administramos las aguas. Mas la verdadera tragedia es el efecto que ejerce sobre la vida diaria de los pobres, asolados por la carga de enfermedades vinculadas con el agua, viviendo en entornos degradados y a menudo peligrosos, luchando para obtener una educación para sus hijos y ganarse un sustento, y obtener alimento suficiente.

Pero también el medio ambiente natural está experimentando la crisis, agobiado bajo la montaña de desechos que se le arrojan diariamente, y por su uso excesivo y su mal uso, aparentemente sin prestar mucha atención a las futuras consecuencias ni cuidado por las generaciones futuras.

A decir verdad, son los problemas de actitud y comportamiento los que yacen en el meollo de la crisis. Conocemos cuáles son los problemas (si bien no todos) y dónde reside gran parte de los mismos. Tenemos conocimientos y experiencia suficiente para empezar a tratarlos. Hemos desarrollado excelentes conceptos, tales como los de equidad y sostenibilidad. Y no obstante, la inercia al nivel del liderazgo, y una población mundial no plenamente consciente aún de la escala del problema --y en muchos casos no suficientemente habilitada para hacer mucho por remediarlo-- significan que no estemos emprendiendo las necesarias medidas correctivas oportunas y no llevemos los conceptos a la acción.

Para la humanidad, la pobreza de una gran proporción de la población del mundo es un síntoma a la vez que una causa de la crisis del agua. Dando a los pobres mejor acceso al agua mejor manejada podemos hacer una enorme contribución a la mitigación de la pobreza. Tal administración mejor nos permitirá encarar la creciente escasez de agua per capita en muchas partes del mundo en desarrollo.

La solución de la crisis del agua en sus numerosos aspectos no es sino uno de los diversos retos con que se enfrenta la humanidad al confrontar la vida en este tercer milenio, y es necesario verla dentro de ese contexto. Debemos colocarla dentro de un panorama general de solución de problemas y resolución de conflictos. Mas entre todas las crisis sociales y de recursos naturales con que nos enfrentamos los seres humanos hoy día, es la crisis del agua que se encuentra en el meollo de nuestra supervivencia y la de nuestro planeta Tierra.

Texto extraído del primer World Water Development Report de las Naciones Unidas (Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos: Agua para Todos, Agua para la Vida), una empresa conjunta de 23 agencias de las Naciones Unidas, incluso el PNUMA.



Tendencias mundiales en el retiro de agua, 1900-2000
Los retiros mundiales de agua se multiplicaron por seis en el transcurso del último siglo. Se ha estimado que la humanidad actualmente se apodera del 54% de la correntía accesible, y podría estar utilizando 70% para el año 2025.

Abastecimientos renovables de aguas dulces
La cantidad de aguas dulces en el mundo sigue siendo la misma, pero su distribución desigual y la demanda cada vez mayor crea crecientes escaseces. En la actualidad, aproximadamente un 40% de la población mundial vive en zonas con estrés de agua moderado a alto. Para 2025, se espera que esta proporción aumentará a dos terceras partes, o sea 5.500 millones de habitantes.

Número de habitantes que viven en zonas con grave estrés de agua (millones)
El informe GEO 3 del PNUMA ofrece diferentes situaciones de escaseces de agua. “Primero los Mercados" adopta las expectativas preponderantes en los países desarrollados de hoy y serios aumentos de estrés en casi todas partes del mundo. “Primero la Sostenibilidad” --un paradigma nuevo de medio ambiente y desarrollo-- muestra que la zona bajo severo estrés de agua se mantiene más o menos constante y, pese a que el número de habitantes va aumentando, la proporción de la población mundial que vive en condiciones de estrés de agua se mantiene prácticamente igual.

Tendencias regionales en la población de especies de aguas dulces
Las especies han venido disminuyendo más rápidamente en aguas dulces que en cualquier otro hábitat. Alrededor de la mitad de las marismas o zonas húmedas del mundo se han perdido, y más de 20% de las especies conocidas de aguas dulces ya fueron llevadas a la extinción. En el transcurso de los últimos 30 años, el Indice de Especies de Aguas Dulces bajó en un 50%. El WWF destaca que la disminución relativamente menor en América del Norte y Europa indicada por el Indice es engañosa. Mucho de la pérdida en los países industrializados ocurrió antes de 1970.

Acceso a agua
Más de 1.000 millones de personas carecen de acceso a un suministro constante de agua limpia segura, y 2.400 millones carecen de servicios sanitarios adecuados. Más de 2 millones de personas mueren cada año de enfermedades asociadas, incluso 6.000 niños cada día. La situación ha venido mejorando, pero al ritmo actual de las inversiones no es posible anticipar razonablemente el acceso universal a agua potable segura para antes del año 2025 en Asia, 2040 en América Latina y el Caribe, y 2050 en Africa.




Este número:
Indice | Editorial K. Toepfer | Mensaje para el Día Mundial del Medio Ambiente | El agua es vida | El siglo del agua | Empezar por la fuente | Renovando el compromiso | Ciudades sin agua | Tener a raya la contaminación | Gente | En breve | Un cambio de agenda | Una escasez galopante | Un puente sobre aguas turbulentas | Publicaciones y productos | Venciendo los obstáculos | Merma alarmante | Sin desperdicio | El agua: la prioridad de los pobres | Poder atómico

 
Artículos complementarios:
En el número: Water, 1996
En el número: Freshwater, 1998


AAAS Atlas of Population and Environment:
Freshwater
Freshwater wetlands
Mangroves and estuaries