Cumpliendo con
la naturaleza

 
Victoria Finlay
dice que todas las religiones principales del mundo están de acuerdo en cuanto a la importancia de la conservación y describe las medidas que están emprendiendo para llevar a la práctica sus creencias

Cierto día, el Profeta Mahoma estaba viajando junto a un río cuando llegó la hora de las oraciones. Sus seguidores se arrojaron al río para ejecutar sus abluciones rituales, pero el Profeta sólo llenó de agua un pequeño cuenco para lavarse. Le preguntaron por qué, rodeados de un río caudaloso, él usaba tan poca agua. El Profeta respondió que simplemente porque el agua era abundante ello no significaba que tenemos el derecho de derrocharla.

Los budistas en el Japón cuentan una historia comparable sobre cómo el Buda cierta vez recibió una donación de 500 togas nuevas para sus seguidores. Inmediatamente comenzó a planear lo que se haría con las togas viejas. Decidió que se usarían como sábanas. Las sábanas usadas se convertirían en toallas. Y las toallas gastadas se usarían como trapos para limpieza. Todo debía utilizarse y volver a usarse.

Elementos sagrados
Si existe un área de acuerdo clave entre todas las religiones del mundo, es la importancia de cuidar la Tierra. No importa si han sido educadas en un ambiente bahai, budista. cristiano, daoísta, hindú, islámico, jain, judío, shinto, sikh o zoroástrico, con toda probabilidad a todas las personas se les habrá enseñado, implícita o explícitamente, a cuidar el medio ambiente, porque al menos algunos elementos del mismo son “sagrados”.

Entre ellas, las religiones son dueñas de aproximadamente un 7% de la superficie habitable de la Tierra, ejercen influencia sobre más de la mitad de las escuelas del mundo, y actúan como principales centros comunitarios y espirituales para más de 4.000 millones de personas. Son inmensamente poderosas en casi todas partes del mundo, con seguidores y una influencia de los cuales ni siquiera podrían soñar las organizaciones no gubernamentales (ONG) ni los movimientos ambientalistas.

No sorprende pues que el Banco Mundial, varios sectores de las Naciones Unidas, varios gobiernos internacionales, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y otros grupos conservacionistas hayan empezado a trabajar con líderes religiosos en proyectos medioambientales.

Responsabilidades tradicionales
En Mongolia, por ejemplo, el Banco Mundial y otras organizaciones internacionales están patrocinando un proyecto para traducir y publicar sutras budistas sobre montañas sagradas en idioma mongol moderno. El plan es usar los textos para volver a consagrar las montañas y recordar así a los habitantes locales sus responsabilidades tradicionales de no talar o cazar en ciertas áreas.

Enkhbayer, el primer ministro del país y activo budista, dice: “¿Cuál será el argumento más fuerte? ¿Que no podéis talar esta montaña porque el Gobierno os dice que no lo hagan o porque la montaña es sagrada? En mi experiencia, no hay cuestión alguna.”
Si existe un área de acuerdo clave entre todas las religiones del mundo, es la importancia de cuidar la Tierra
El WWF fue uno de los primeros grupos que trabajaron explícitamente con líderes religiosos. SAR el Duque de Edimburgo, entonces su Presidente Internacional -- y el primero en proponer la idea en 1986-- declara: “La cosa era bastante obvia. Si tu religión dice (como hace por lo menos en el cristianismo) que la Creación del mundo es un acto de Dios, se deduce naturalmente que si se pertenece a la Iglesia de Dios, necesariamente uno está obligado a cuidar Su Creación. Yo no estaba muy seguro respecto a las creencias de las demás religiones con respecto a la creación del mundo, pero supuse que tendrían tradiciones similares.”

A pesar de considerable oposición interna, el WWF tomó como propia la idea, y organizó una reunión de líderes de cinco de las religiones mayores para discutir asuntos medioambientales. Resultó que, en efecto, cada religión tenía su propia política de conservación, si bien la mayoría nunca la habían hecho explícita con anterioridad. La reunión tuvo éxito en parte debido a que no se había tratado de llegar a un acuerdo universal sobre cualquier punto dado, no había sido intención de refrenar la diversidad de las creencias teológicas.

Desde entonces, la red del WWF --que más tarde se convirtió en la Alianza de las Religiones y la Conservación (ARC), sociedad de beneficencia independiente-- ha crecido e incluye ahora 11 de las principales religiones. Cada una de ellas, por primera vez, ha publicado declaraciones sobre sus responsabilidades frente a la ecología y la Creación.

Lecciones sobre la conservación
Las Iglesias Anglicanas han transformado sus festivales de la cosecha, celebrados todos los años en otoño, en lecciones sobre la conservación. Los líderes sikh decidieron que el ciclo de 300 años comenzado en 1999 sería el Ciclo de la Creación (el último fue el Ciclo de la Espada). Los líderes musulmanes en Tanzania persuadieron a los pescadores de que no usaran explosivos por ser contrario al Corán, logrando eliminar la práctica donde las violentas amenazas de la policía habían fracasado. Y los grupos sintoístas en el Japón están tratando de comprar madera y papel de iglesias europeas propietarias de vastas extensiones de bosques que sólo recientemente han colocado bajo dirección de administración forestal certificada.

Para fines de este año, en una moción instigada por ARC, representantes de comunidades budistas, cristianas, judías, hindúes, jainas, musulmanas, sikh y zoroástricas planean establecer un grupo de Inversión Internacional Interdoctrinario en el cual colaborarán en decisiones de inversión ética para activar los billones de dólares de sus bienes y activos a fin de ejercer la máxima influencia ética así como para rendir buenos beneficios


Victoria Finlay es consultora de medios de comunicación para la Alianza de las Religiones y la Conservación (ARC) y coautora de Faith in Conservation, que acaba de ser publicado por el Banco Mundialk.

FOTO: Urpradubporn Chanpen/UNEP/Topham



  • “Estamos presenciando el crecimiento de una conciencia ecológica que es necesario alentar a fin de que pueda conducir a la creación de iniciativas y programas prácticos. La conciencia de la relación entre Dios y la humanidad crea un sentido más completo de la importancia de la relación entre los seres humanos y el medio ambiente natural, que es la creación de Dios y que nos fue confiado por Dios para salvaguardarlo con sabiduría y amor.”
    Declaración Común del Papa Juan Pablo II y el Patriarca Ecuménico Bartolomeo I

  • “No uses nada de lo que pertenece a la naturaleza, como petróleo, carbón o bosques, a un ritmo más acelerado de lo que puedes reponerlo. Por ejemplo, no destruyas aves, peces, lombrices o hasta bacterias que juegan un rol ecológico vital. Una vez aniquilados no puedes recrearlos.”
    Swami Vibudhesha Teertha, uno de los 12 líderes hereditarios de enseñazas védicas en la India

  • “No sólo debemos respetar la vida de los seres humanos, sino también debemos respetar la vida de los animales, las plantas y los reinos minerales y la Tierra misma.”
    Thich Nhat Hanh, monje budista vietnamés

  • “El Islam dice que los seres humanos no deben utilizar lo que no necesitan. Y que deben planear sus recursos para un uso futuro.”
    Jeque Mohammad Hossein Fadlallah, uno de las principales eruditos shiítas, Beirut

  • “Tenemos responsabilidad para la vida, de defenderla en todas partes, no sólo contra nuestros propios pecados sino también contra los pecados de los demás. Somos todos pasajeros juntos en este mismo frágil y glorioso mundo.”
    Profesor Rabino Arthur Hertzberg, Vicepresidente del Congreso Mundial Judío

  • “El equilibrio de la naturaleza es creado y regulado por las funciones ejercidas por los bosques. Así, la supervivencia de los bosques es esencial para la supervivencia de siladhama (armonía) y nuestro medio ambiente. Todo es interdependiente. Cuando protegemos el bosque protegemos el mundo. Cuando destruimos el bosque destruimos ese equilibrio.”
    Phra Ajahn Pongsak Techathammo, Abate de Wat Palad, Tailandia del Norte

  • “La naturaleza es la cosa más cercana a la religión y la religión es la cosa más cercana a Dios.’
    Jeque Ali Zein Eddine del Líbano, Presidente de Irfan, una Fundación Druze para la Salud y la Educación

  • “Los sabios ven con los mismos ojos a un docto y amable sacerdote, a una vaca, un elefante, un perro y a una persona marginada de la sociedad.”
    Bhagavad Gita

  • “Cuando Dios creó el primer hombre lo llevó de la mano y le mostró todos los árboles del Jardín del Edén y le dijo: ‘¡Mira mis obras, cuán hermosas son! Ten cuidado de no corromper y destruir mi universo, pues si lo destruyes nadie lo reparará después de ti.”
    Del Midrash: la colección de comentarios rabinos sobre el Torá (primeros cinco libros de la Biblia) compilada en el primer y segundo siglos

  • “Encuentro que estoy convirtiéndome cada vez más en un defensor de los auténticos ecólogos, donde sus recomendaciones son realistas. Muchas de estas personas nos han hecho un servicio esencial al ayudarnos a preservar y proteger nuestras zonas verdes y nuestras ciudades, nuestro agua y nuestro aire.”
    Rev. Billy Graham





  • Este número:
    Indice | Editorial K. Töpfer | Nuestra columna vertebral biológica | Beneficios más allá de las fronteras | Herencia común | ¿La Bella o la Bestia? | Maravillas del mundo | La protección de nuestro patrimonio | Gente | Los parques y la participación | De un vistazo: Zonas protegidas | Perfil: Harrison Ford | Balance, catalizador, hito | Ayude a proteger los arrecifes de coral | Joyas de coral | Un enredo de arrecifes | Una oportunidad para la biodiversidad biológica | Publicaciones y productos | Conservación en tiempos de conflicto | Noticias en breve | ¿Verde o rojo? | Cumpliendo con la naturaleza | Hagamos parques no guerra

     
    Artículos complementarios:
    En el número: Cumbre Mundial sobre el Desarrollo, 2002
    En el número: Las montañas y el ecoturismo, 2002
    En el número: Biological Diversity, 2000
    En el número: Tourism, 1999
    En el número: Culture, Values and the Environment, 1996


    AAAS Atlas of Population and Environment:
    Biodiversity
    Ecosystems