Joyas
de coral

 
Melinda Kimble
destaca la importancia de conservar los arrecifes de coral y reporta sobre una nueva iniciativa para hacerlo

Los arrecifes se hallan entre los ambientes submarinos más espectaculares del mundo. A menudo llamados “selvas tropicales del mar”, estas maravillas naturales son complejos ecosistemas que mantienen una notable diversidad de vida vegetal, animal y humana.

Pese a que los arrecifes de coral sólo cubren menos de 1% del fondo de los océanos, albergan a más de 93.000 especies de plantas y animales, y sostienen más del 35% de las especies marinas en aguas poco profundas de los mares. Sorprendentemente, los científicos marinos estiman que más de un millón de especies de arrecifes coralinos todavía no han sido identificadas. Estas especies no descubiertas podrían contener la clave para avances médicos en el tratamiento y la cura de enfermedades ampliamente difundidas como el cáncer y el VIH/SIDA.

Los arrecifes de coral también juegan un importante papel en sostener a las comunidades locales. En más de 80 países en desarrollo, innumerables comunidades dependen casi enteramente de ellos para su seguridad de ingreso y su sustento nutritivo. En efecto, 20% de la población del mundo depende principalmente de ellos para su alimento. Un kilómetro cuadrado de barrera coralina puede producir 15 toneladas de alimento por año, una cantidad suficiente para más de mil habitantes. Por lo tanto, mantener la salud de los arrecifes es crítico para mantener a estas comunidades.

Empleos e ingresos
Por otra parte, los arrecifes coralinos sanos también tienen importante valor para las economías locales. Su cautivadora belleza puede sostener un creciente mercado turístico cada vez más diverso que tiene el poder de generar ingreso y crear oportunidades de empleo. En particular, el turismo sostenible puede crear un ambiente marino y costero en el cual los arrecifes de coral puedan prosperar y las comunidades locales puedan beneficiar de sus recursos generadores de ingreso.
20% de la población del mundo depende principalmente de los arrecifes para su alimento
Desgraciadamente, la contaminación, las técnicas destructoras e insostenibles, el desarrollo costero, el comercio de recuerdos y otras amenazas están cobrando sus víctimas en los arrecifes y los habitantes que dependen de ellos. Si bien se han adaptado a los cambios en el medio ambiente mundial por millones de años, su capacidad de continuar haciéndolo se ve ahora seriamente amenazada por estos impactos humanos. Como resultado, 60% de los arrecifes coralinos del mundo hoy están gravemente dañados o han sido totalmente destruidos.

En respuesta a estas amenazas, la Fundación de las Naciones Unidas y la Red Internacional de Acción para los Arrecifes de Coral (ICRAN) --en la cual el PNUMA desempeña un rol prominente-- lanzó el Fondo para los Arrecifes de Coral en mayo de 2003 para proteger y manejar los 285.000 kilómetros cuadrados de arrecifes de coral dañados o amenazados alrededor del mundo. Establecida en 2000, ICRAN es una alianza mundial de expertos en los arrecifes coralinos que trabajan para detener y revertir la degradación de la salud de los arrecifes de coral del mundo.

Actividades responsables
Trabajando con las comunidades autóctonas locales, ICRAN se dedicará a promocionar actividades ambientalmente responsables en las cercanías de los arrecifes, incluso turismo favorable al medio ambiente y pesca marina sostenible, y también proveerá financiamiento para el monitoreo de los arrecifes en peligro. Con dineros recaudados a través del Fondo para los Arrecifes de Coral, ICRAN continuirá promocionando oportunidades para la creación de empleos, para capacitar y educar a las comunidades, e intercambiar ideas y conocimientos sobre la ordenación de los arrecifes con el fin de asegurar el futuro de estos ecosistemas.

La Fundación de las Naciones Unidas (FNU), junto con la red ICRAN, lanzaron el Fondo con una contribución de 250.000 dólares del Fondo Richard y Rhoda Goldman, que la FNU ha correspondido con una suma igual. La FNU igualará cualesquiera contribuciones adicionales arriba de 250.000 dólares hechas por otros financiadores, incluso fundaciones, personas individuales, corporaciones, agencias gubernamentales y organizaciones no gubernamentales


Melinda Kimble es Vicepresidenta para el Programa de la Fundación de las Naciones Unidas.

FOTO: Reichling/UNEP/Topham


Para obtener mayor información, visite www.coralreeffund.org. El sitio en la red ofrece más información a los visitantes sobre el estado mundial de los arrecifes, vínculos con organizaciones aliadas, un mecanismo de donación online, y una lista de diez maneras de proteger los arrecifes de coral.




Este número:
Indice | Editorial K. Töpfer | Nuestra columna vertebral biológica | Beneficios más allá de las fronteras | Herencia común | ¿La Bella o la Bestia? | Maravillas del mundo | La protección de nuestro patrimonio | Gente | Los parques y la participación | De un vistazo: Zonas protegidas | Perfil: Harrison Ford | Balance, catalizador, hito | Ayude a proteger los arrecifes de coral | Joyas de coral | Un enredo de arrecifes | Una oportunidad para la biodiversidad biológica | Publicaciones y productos | Conservación en tiempos de conflicto | Noticias en breve | ¿Verde o rojo? | Cumpliendo con la naturaleza | Hagamos parques no guerra

 
Artículos complementarios:
En el número: Cumbre Mundial sobre el Desarrollo, 2002
En el número: Biological Diversity, 2000
En el número: Culture, Values and the Environment, 1996


AAAS Atlas of Population and Environment:
Biodiversity
Ecosystems