Maravillas
del mundo

 
Seema Paul
describe diversos intentos de conservar sitios de Patrimonio Mundial Natural y llevar un desarrollo sostenible a estas zonas

Si la biodiversidad es la medida de la vida sobre la Tierra, los sitios de Patrimonio Mundial tal vez ofrezcan los mejores lugares para tomar el pulso al planeta. Porque se ha reconocido que contienen los más importantes hábitats para la conservación de diversidad biológica en el mundo.

Los sitios son designados bajo la Convención del Patrimonio Mundial de la UNESCO como lugares “de destacado valor universal ... para cuya protección la comunidad internacional está obligada a cooperar”. No obstante, estos sitios se enfrentan con los mismos problemas que están amenazando a la biodiversidad alrededor del mundo, incluso la pérdida de hábitats, especies invasoras, explotación excesiva y contaminación. Con frecuencia, su importancia no se traduce en la ayuda nacional o internacional para su conservación. Muchos, como las Naciones Unidas, sufren de falta de recursos, en tanto que la capacidad para llevar a cabo iniciativas de biodiversidad es limitada.

Preocupaciones humanas
La Fundación de las Naciones Unidas (FNU) enfoca su labor en el campo de la biodiversidad en estos sitios, tanto para conservar algunas de las joyas biológicas más importantes de la Tierra como para fomentar un desarrollo sostenible. Mientras trabaja para conservar muchas maravillas del mundo natural, utiliza proyectos en estos sitios para promover enfoques de conservación posibles de copiar en otras partes que responden a diversas preocupaciones e intereses humanos. En el proceso espera crear un mayor sentido de urgencia pública respecto a la necesidad de proteger la biodiversidad, y apalancar más fondos para otras iniciativas en este campo.

La FNU fue la primera agencia financiadora en concentrarse en los sitios de Biodiversidad del Patrimonio Mundial, y ha triplicado los recursos destinados a ellos a través de la UNESCO solamente. También ha catalizado decenas de millones de dólares en fondos paralelos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), y también está trabajando con el PNUMA, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD),, la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y muchas otras más.

Alianzas formadas por la FNU con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y Conservation International permitirán al Centro del Patrimonio Mundial aprovechar sus redes existentes, otorgándole capacidad de conservación en el terreno por primera vez. De este modo, a través de alianzas o asociaciones público-privadas, la FNU está fortaleciendo la capacidad general de las Naciones Unidas para apoyar los esfuerzos de conservación.

Los sitios y parques nacionales que ya han recibido asistencia van de la Argentina a China, de un río subterráneo en Filipinas a los Himalayas, de las Islas Komodo en Indonesia (hábitat de los famosos “dragones") hasta la Selva Impenetrable de Uganda.

En el bosque de manglares de Sundarbans en la India y Bangladesh --hábitat de la mayor población de tigres del mundo y de 260 especies de aves-- la FNU y el PNUD han unido a los dos países para desarrollar un plan de conservación conjunto. En Nepal, el FMAM y el PNUD están utilizando una subvención de la FNU para conservar el único corredor de bosque existente que une el Parque Nacional Real de Chitwan, un sitio de Patrimonio Mundial, a los bosques himalayas de las tierras altas. En tanto que en el Brasil, alianzas con el Gobierno, la UNESCO y varias organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales permitirán conservar el 70% del hábitat de la diversidad biológica del país e identificar y designar nuevos sitios de Patrimonio Mundial.

El PNUMA, el Centro del Patrimonio Mundial, el Centro RARE para Conservación Tropical y AVEDA --la compañía de cosméticos con conciencia ambiental-- están colaborando en un proyecto de la FNU de cuatro años y 2,5 millones de dólares para unir el turismo sostenible a la conservación de la biodiversidad en seis sitios de Patrimonio Mundial. La FAO, por otra parte, está desarrollando empresas forestales basadas en la comunidad para promocionar la gestión sostenible de los recursos naturales en otros dos sitios más.

Historias de éxitos
En otras páginas de esta publicación se reportan más historias de éxitos. La tarea de conservar cinco sitios de Patrimonio Mundial amenazados en la República Democrática del Congo es particularmente importante, ya que podría ofrecer un modelo para conservar la biodiversidad en tiempos de conflicto. La prestigiosa publicación del Programa de Apoyo para la Biodiversidad, The Trampled Grass: Mitigating the Impacts of Armed Conflict on the Environment, ya la ha descrito como tal. La Sociedad para la Biología de la Conservación concedió su premio para Logro Distinguido 2002 a la Fundación Charles Darwin, entre otras cosas para su trabajo respaldado por la FNU sobre las especies invasoras en los Galápagos (página 9), y el proyecto de apicultores en el Monte Kenya (página 6) ha ganado numerosos premios, incluso el primer premio en la Exposición de Reto a la Pobreza (Poverty Challenge Expo) en 2000 y 2001.

Si es posible copiar proyectos como éstos, el pulso del planeta latirá a un ritmo un poco más constante


Seema Paul es Oficial Superior del Programa para la Biodiversidad, Fundación de las Naciones Unidas.

FOTO: Hoang Them/UNEP/Topham


Este número:
Indice | Editorial K. Töpfer | Nuestra columna vertebral biológica | Beneficios más allá de las fronteras | Herencia común | ¿La Bella o la Bestia? | Maravillas del mundo | La protección de nuestro patrimonio | Gente | Los parques y la participación | De un vistazo: Zonas protegidas | Perfil: Harrison Ford | Balance, catalizador, hito | Ayude a proteger los arrecifes de coral | Joyas de coral | Un enredo de arrecifes | Una oportunidad para la biodiversidad biológica | Publicaciones y productos | Conservación en tiempos de conflicto | Noticias en breve | ¿Verde o rojo? | Cumpliendo con la naturaleza | Hagamos parques no guerra

 
Artículos complementarios:
En el número: Cumbre Mundial sobre el Desarrollo, 2002
En el número: Biological Diversity, 2000
En el número: Culture, Values and the Environment, 1996


AAAS Atlas of Population and Environment:
Biodiversity
Ecosystems