Herencia
común

 
Timothy E. Wirth
presenta la labor de la Fundación de las Naciones Unidas para conservar algunas de las zonas más importantes del mundo para la biodiversidad

Durante los últimos cinco años, la Fundación de las Naciones Unidas (FNU) ha convertido la conservación de la biodiversidad en una prioridad organizacional. Hemos decidido concentrar nuestra atención en los sitios de Biodiversidad del Patrimonio Mundial de la UNESCO porque estas zonas tienen enorme importancia biológica para toda la comunidad mundial, y por ser ellas una herencia común de la humanidad.

Fortalecimiento de los esfuerzos
Nos hemos dedicado a fortalecer los esfuerzos del Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO ofreciendo subsidios oportunos y específicamente destinados por un total de 32 millones de dólares a los sitios de Biodiversidad del Patrimonio Mundial más amenazados, y promocionando alianzas clave entre la agencia y otras organizaciones técnicas y financiadoras tales como Conservation International, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la Wildlife Conservation Society, la Fundación Charles Darwin, la AVEDA Corporation y el Fondo para la Conservación Walt Disney. El apoyo de la FNU está beneficiando ahora a más de 50 sitios de Patrimonio Mundial Natural potenciales en todas partes del mundo, desde las Islas Galápagos fuera de las costas de Ecuador a los Montes Cardamon en Cambodia.

Esperamos que nuestro ejemplo inspire a otros. El WWF y Conservation International se han comprometido a integrar al Patrimonio Mundial como una prioridad a su trabajo, y establecieron una asociación con la FNU que permitirá gastar varios millones de dólares dentro y alrededor de estos sitios en el curso de la próxima década. El Fondo para el Medio Ambiente Mundial ha ofrecido más de 45 millones de dólares en financiamiento paralelo a diversas iniciativas de la FNU. Estamos trabajando en sitios de Patrimonio Mundial con organizaciones no gubernamentales, así como con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y la UNESCO. Desde luego, el PNUMA es un socio muy importante, sobre todo en nuestro trabajo conjunto para conservar los arrecifes de coral.

Este verano, la Junta Directiva de la FNU amplió nuestro compromiso con el Patrimonio Mundial para incluir un Fondo de Respuesta Rápida. Con el apoyo de la FNU, el Centro del Patrimonio Mundial, Fauna and Flora International, y la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), el Fondo de Respuesta Rápida ofrecerá asistencia financiera oportuna a sitios que se enfrentan con necesidades de emergencia o amenazas, tales como inestabilidad civil, movimiento de refugiados, derrames de petróleo, calamidades naturales o la explotación ilegal de recursos.

Según la escala del problema y el marco de tiempo de la respuesta necesaria, subsidios de hasta 100.000 dólares proveerán asistencia técnica a los gerentes locales de los sitios o a organizaciones no gubernamentales para evaluar las amenazas emergentes y dar rápida respuesta a los retos de conservación que amenazan a los sitios de Biodiversidad del Patrimonio Mundial en países en desarrollo. Estos subsidios también ayudarán a formar la capacidad de los gerentes de los sitios para implementar proyectos y movilizar el apoyo financiero y la voluntad política necesarios para la protección de los sitios amenazados.

Derechos, democracia y educación
También creemos que es esencial que el Congreso de los Estados Unidos apoye el compromiso del Presidente Bush de reincorporarse a la UNESCO para el 1 de octubre 2003. El Presidente cree que la UNESCO es importante para promocionar y proteger los derechos humanos, la democracia y la educación alrededor del mundo, y ello contribuye a la seguridad de Norteamérica y de todos los países. Con dramáticas reformas establecidas, la agencia es más importante que nunca. Con el pleno involucramiento de los Estados Unidos puede convertirse en una fuerza aun más poderosa en la lucha por la libertad y la democracia, sin hablar de su labor para salvaguardar a algunas de las zonas protegidas biológicamente más importantes del mundo, los sitios de Biodiversidad del Patrimonio Mundial



Timothy E. Wirth es Presidente de la Fundación de las Naciones Unidas.

FOTO: Stephen Graham/UNEP/Topham


Este número:
Indice | Editorial K. Töpfer | Nuestra columna vertebral biológica | Beneficios más allá de las fronteras | Herencia común | ¿La Bella o la Bestia? | Maravillas del mundo | La protección de nuestro patrimonio | Gente | Los parques y la participación | De un vistazo: Zonas protegidas | Perfil: Harrison Ford | Balance, catalizador, hito | Ayude a proteger los arrecifes de coral | Joyas de coral | Un enredo de arrecifes | Una oportunidad para la biodiversidad biológica | Publicaciones y productos | Conservación en tiempos de conflicto | Noticias en breve | ¿Verde o rojo? | Cumpliendo con la naturaleza | Hagamos parques no guerra

 
Artículos complementarios:
En el número: Cumbre Mundial sobre el Desarrollo, 2002
En el número: Biological Diversity, 2000
En el número: Culture, Values and the Environment, 1996


AAAS Atlas of Population and Environment:
Biodiversity
Ecosystems