Durante mi vida:
100% RENOVABLE

 Amaidhi Devaraj
Gracias a nuestra geografía y nuestra extensa costa, existe un enorme potencial para generar energía renovable en la India. Los jóvenes pueden hacer --y ya hacen-- importantes contribuciones para aprovecharla. En Pune, un estudiante de ingeniería recientemente inventó un aparato que genera electricidad mediante el movimiento de vehículos encima de un sistema de resorte a presión. Los vehículos pasan sobre un artfacto parecido a un rompevelocidad y el constante movimiento sube-y-baja del resorte crea el movimiento necesario para generar electricidad mediante inducción magnética.

En breve se instalará un “rompevelocidad” en la muy transitada zona de mercado de Bangalore, donde la idea fue objeto de mayor investigación y desarrollo. Hay 11 millones de vehículos en Bangalore, y se estima que la cantidad de energía que serían capaces de generar en un solo día alcanzaría para iluminar una cancha de fútbol durante una semana entera.

Entre otras formas más sencillas de acción juvenil en la India cabe mencionar el establecimiento de habitaciones para charla por la Internet y grupos de interés que se reúnen con frecuencia para discutir maneras de presentar peticiones a las autoridades locales y al Gobierno nacional solicitándoles hacer más para aprovechar la energía renovable.

Yo también he estado trabajando con un grupo de otros jóvenes para investigar la ciencia de crear un combustible verde para automóviles basado en melaza de caña de azúcar.

Pero la India sigue siendo un país de aldeas. En su mayor parte, los habitantes rurales dependen de leña, residuos de cultivos y estiércol para sus necesidades de combustible para cocinar y para calefacción. Con la creciente presión del aumento de la población de alrededor de 1.000 millones de habitantes, el consumo de leña ha excedido de con mucho su suministro sostenible, causando deforestación y desertificación en muchas partes. La desertificación de la tierra alrededor de los bosques de Bandipur, cerca de mi casa en el sur de la India, es resultado de esta dependencia de la leña de los campesinos pobres sin tierra y los pueblos tribales. Durante mi vida, ha convertido verdeantes bosques impolutos en tierra yerma.

La antigua práctica de quemar estiércol y residuos de cultivos para cocinar es igualmente destructiva. Priva a la tierra agrícola de muy necesario abono, agotando la fertilidad del suelo. En las aldeas, la quema poco eficiente de estiércol en las cocinas y estufas tradicionales crea mucho humo en las pequeñas chozas sin ventilación efectiva, causando dificultades respiratorias y problemas de la vista en muchas mujeres y niños rurales. Aquí, la estrategia del Gobierno ha sido la promoción de unidades de biogás para reciclar estiércol para aprovechar su valor como combustible sin destruir el valor del abono. Las instalaciones de biogás vinculadas con los excusados --que tratan desechos humanos y al mismo tiempo proveen muy necesario combustible de metano para cocinar-- también gozan de gran popularidad. Para ambos hace falta mucha mayor promoción y descuento o ventaja impositiva para asegurar su amplia implementación. El aire en Delhi y otras ciudades ahora es notablemente más limpio gracias a haber convertido los autobuses y los rickshaws motorizados para el uso de energía de gas en vez de diesel, lo cual viene a demostrar que la gente, y los jóvenes en especial, están preparados para más iniciativas de políticas como ésta.

La India ha dado pasos importantes encaminados al aprovechamiento de energía renovable usando biogás, biomasa, energía solar, pequeñas instalaciones hidroeléctricas y otras tecnologías incipientes. El Gobierno ha elaborado un sistema para ofrecer concesiones para las cuentas mensuales de electricidad para personas que instalan calentadores de agua de energía solar. Espero que, durante mi vida, el 100% de la energía usada en la India llegue a ser energía renovable, sobre la cual tenemos control total, de manera que las futuras generaciones ya no tengan que depender de suministros de combustible fósil contaminante, sobre el cual no tenemos control alguno.


Amaidhi Devaraj es estudiante del Derecho en la Universidad de Bangalore, India.

Este número:
Indice | Editorial | La clave del desarrollo | El reto de la energía | Energía vegetal | Bioenergía: autosuficiente y rentable | Nueva energía para el desarrollo | Gente | Haciendo realidad el cambio | Un crecimiento propicio | Energía verde | De un vistazo: Energía | Sueños Sostenibles | Iluminando el futuro | Ecologización del petróleo | Pensando en cielos azules | Publicaciones y productos | Nueva energía para un ataque a la pobreza | Nuevos empresarios para la energía | Hora de actuar en serio | Rompiendo el hielo | Durante mi vida: 100% renovable


Artículos complementarios:
Cumbre Mundial sobre el Desarrollo, 2002
Poverty Health and the Environment, 2001
Energía, 2001


< Back
|
Top
|
Next >