EDITORIAL
De las oficinas de Klaus Toepfer, Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas y Director Ejecutivo del PNUMA, y Corrado Clini, Director General del Ministerio para el Medio Ambiente de Italia y anterior Vicepresidente del Grupo de Trabajo sobre Energía Renovable G8

Cuando los delegados se reúnan en Milán, Italia para la próxima ronda de negociaciones sobre el cambio climático, habrá quienes se preguntarán por qué tal evento es necesario, cuando el Protocolo de Kioto, el instrumento internacional para combatir el calentamiento de la Tierra, aún no ha entrado en vigor.

Sin duda, dirán, es muy poco lo que podremos lograr hasta tanto los 55 países que representan un 55% de las emisiones industriales no hayan ratificado el Protocolo.

Tales escépticos deberían salir de su capullo de pesimismo y oler el perfume de las flores.

Por ejemplo, en Italia --anfitriona de la novena sesión de la Conferencia de las Partes (COP9) a la Convención Marco sobre el Cambio Climático-- los productores de energía han sido obligados a entregar una cantidad fija de energía renovable a la red desde 1999. Se ha establecido un plan nacional para aumentar la generación de energía eólica y basada en biomasa: sus frutos incluyen una nueva usina eléctrica de 800 megavatios de capacidad para energía eólica y 10 megavatios de energía de biomasa en Maratta Bassa, Umbría.

Nuevas leyes, incentivos económicos y el rápido seguimiento de proyectos --inspirados nacionalmente y como parte de iniciativas de la Unión Europea-- han ayudado a mejorar las perspectivas para una energía menos contaminante.

Las empresas energéticas y los bancos están involucrados activamente en estas actividades, demostrando una vez más que salvar el planeta es un negocio rentable que genera empleos.

El año próximo, Alemania será anfitriona de la Conferencia Internacional sobre Energías Renovables. En octubre pasado, el Reino Unido lanzó su Alianza de Energía Renovable y Eficiencia Energética (REEEP), y en noviembre Italia lanzó la Alianza Mediterránea de Energía Renovable en ocasión de la Conferencia de las Partes del Convenio de Barcelona. Estas ideas emanaron de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible en Johannesburgo el año pasado, basadas en recomendaciones anteriores del Grupo de Trabajo sobre Energía Renovable G8.

Las primeras historias de éxito incluyen la instalación de energía solar en la India, Brasil y Sri Lanka gracias a diversas asociaciones, incluso con BP Solar y Shell Renewables.

La REEEP podrá ser la más reciente iniciativa de su tipo, pero de ningún modo es la primera, ni la última. El año pasado, la Red Mundial sobre Energía para un Desarrollo Sostenible --que comprende centros especializados en la India, Argentina, Senegal, Kenia y otros países-- fue lanzada en Johannesburgo.

El PNUMA y la Fundación de las Naciones Unidas --cuyo organismo gemelo, el Fondo para un Mundo Mejor, ha auspiciado generosamente la presente edición de Nuestro Planeta-- han venido desarrollando el programa de Desarrollo de Empresas Energéticas Rurales (REED). El programa tiene tres derivados: AREED, en Africa, CREED en China, y B-REED centrado en las zonas de Bahia y Alagoas en el norte del Brasil. Además cuenta con el apoyo del Fund for International Partnerships, E+Co, el Fondo Blue Moon, The Nature Conservancy, y el centro de colaboración Riso del PNUMA en Dinamarca.

El programa tiene como objetivo establecer redes de empresarios y empresas de energía limpia en países en desarrollo. Por ejemplo, AREED ha hecho inversiones en 15 empresas de energía poco contaminante para respaldar proyectos de fabricación de cocinas y estufas de uso energético eficiente, sistemas de calefacción solar, bombeo impulsado por energía solar y una mejor distribución de gas de petróleo licuado.

El acceso a energía es esencial si han de alcanzarse los Objetivos de Desarrollo para el Milenio de las Naciones Unidas y el Plan de Implementación de la Cumbre de Johannesburgo, y si la proporción de los habitantes del mundo que viven en la pobreza ha de disminuir a la mitad para el año 2015.

Unos 3.000 millones de habitantes del mundo dependen de estiércol, carbón, leña y kerosene para cocinar y calentar sus casas. Su uso ineficiente de estos combustibles contribuye a la contaminación de locales cerrados y a la contaminación atmosférica vinculada con hasta un 5% de las enfermedades en el mundo.

El Fondo para el Medio Ambiente Mundial está respaldando una evaluación del potencial solar y eólico de los países en desarrollo. Y la Iniciativa de Financiación de Energía Sostenible (SEFI) lanzada hace pocas semanas en una reunión de Iniciativas Financieras del PNUMA en Tokio, Japón, complementará los intentos de salvar los obstáculos financieros para la rápida y amplia aceptación de sistemas de energía poco contaminante.

Estos no son más que algunos de los proyectos, alianzas e iniciativas en el terreno. Otros más están en marcha en los Estados Unidos de América, Japón y otras partes. Desde luego, no todos serán exitosos. Algunos podrán marchitarse y acabar por morir. Pero hacen falta muchos tipos de flores diferentes para formar un bello ramillete, y es tan grande el número que está floreciendo hoy día que existe una verdadera promesa de un futuro con menos carbono.

En Milán debemos regar este jardín, de manera que las iniciativas tan activamente apoyadas por muchos países, empresas y comunidades puedan crecer fuertes y sanas cuando el Protocolo de Kioto finalmente entre en vigor.



SUS OPINIONES

Estaríamos interesados en conocer sus reacciones y sus opiniones sobre los asuntos planteados en este número de Nuestro Planeta. Sírvase enviar un e-mail a: feedback@ourplanet.com o escriba a:

Feedback
Our Planet
27 Devonshire Road
Cambridge CB1 2BH
Inglaterra




Este número:
Indice | Editorial | La clave del desarrollo | El reto de la energía | Energía vegetal | Bioenergía: autosuficiente y rentable | Nueva energía para el desarrollo | Gente | Haciendo realidad el cambio | Un crecimiento propicio | Energía verde | De un vistazo: Energía | Sueños Sostenibles | Iluminando el futuro | Ecologización del petróleo | Pensando en cielos azules | Publicaciones y productos | Nueva energía para un ataque a la pobreza | Nuevos empresarios para la energía | Hora de actuar en serio | Rompiendo el hielo | Durante mi vida: 100% renovable


Artículos complementarios:
Cumbre Mundial sobre el Desarrollo, 2002
Global Environment Facility, 2002
Energía, 2001
Climate and Action, 1998
Climate Change, 1997


< Back
|
Top
|
Next >