NUEVA ENERGIA
para un ataque a la pobreza

 Youba Sokona
esboza estrategias para ampliar los servicios energéticos modernos para las naciones y los habitantes pobres en Africa

La energía puede jugar un papel fundamental en mitigar la pobreza y crear un desarrollo sostenible, los dos más grandes retos del tercer milenio. La energía es un aspecto elemental del mundo natural, físico, y de los sistemas económicos y sociales de la humanidad. No existe ciencia física que no sea al mismo tiempo un intento de describir la manifestación de energía, así como no existe historia de la sociedad que no sea al mismo tiempo una historia de cómo usarla.

Un rol clave
Por lo tanto, la energía es uno de los campos críticos en que la tecnología, la economía y la política se cruzan. Su centralidad para los asuntos sociales y ambientales es indiscutible, así como lo es su rol clave en cualquier sistema de planeamiento o desarrollo de la sociedad. Como el recurso del cual se derivan otros recursos más, es tan fundamental como cualquier intento de luchar contra la pobreza y un criterio para el desarrollo económico y social.

La actual pobreza de energía y la ineficiencia del uso energético en Africa son lamentables. La falta de acceso a servicios energéticos para la vasta mayoría de los africanos constituye un obstáculo mayor para el desarrollo sostenible del Continente. Mejorar estos servicios para las comunidades más pobres y marginadas haría una diferencia notable en la lucha contra la pobreza.

Es imprescindible mejorar el acceso a servicios energéticos asequibles y apropiados y ampliarlo de forma sustancial para mejorar el estándar de vida de las poblaciones en rápida expansión del Continente. Formas de energía modernas transformarían las condiciones de vida y potenciarían el desarrollo industrial, agrícola, urbano y rural. Los suministros de electricidad y combustible moderno poco confiables y costosos impiden la producción, el crecimiento y el desarrollo en muchas empresas comerciales. Cuentas cada vez más altas para pagar la importación de petróleo, y las pérdidas financieras en los servicios energéticos paraestatales constituyen una desventaja que perjudica a las economías nacionales.
Formas de energía modernas transformarían las condiciones de vida y potenciarían el desarrollo
La principal iniciativa de los años 1990 en el sector energético --la privatización y reforma de las empresas de servicio de suministro de energía-- está ayudando a mejorar su solvencia, reducir su carga de deudas, y garantizar un suministro fiable de servicios energéticos para quienes pueden pagarlos. Pero es necesario hacer mucho más, en muchos frentes. La reforma política, el desarrollo social y el desarrollo institucional son cruciales para desencadenar el enorme potencial de los recursos energéticos de la región, así como otros recursos.

Una nueva manera de pensar
Será esencial desarrollar modelos, nuevos tipos de arreglos institucionales, políticas y enfoques que auténticamente funcionen bajo las condiciones actualmente reinantes en Africa. La ciega transferencia de ideas de otros Continentes no ha resultado. Sobre todo hace falta una nueva manera de pensar para lograr reformas reguladoras que se ocupen de la tarea de mitigar la pobreza, y desarrollar nuevas formas de reestructura apropiadas para pequeños sistemas situados dentro de un contexto macroeconómico que con frecuencia resulta poco atrayente para el capital extranjero, y adolece de una falta de personas capacitadas.

Aparte de estas nuevas ideas es necesario emprender medidas para satisfacer la necesidad de Africa de contar con sistemas energéticos más sostenibles que sirvan a las necesidades y aspiraciones humanas. Muchos de los elementos de tales medidas ya son bien conocidos, a saber:

  • El suministro y uso de los combustibles de biomasa, las principales fuentes de energía en Africa, debe hacerse más sostenible y menos costoso en términos humanos, aligerando las tareas y mejorando la salud de niños, mujeres y hombres.

  • El acceso asequible a servicios energéticos modernos (notablemente mediante electrificación y distribución de combustibles líquidos y gaseosos) debe extenderse a todos los habitantes que carecen de tales servicios.

  • Debe mejorarse la eficiencia de la producción, distribución y uso de energía a fin de aumentar la productividad económica y reducir los peligros medioambientales. En algunos casos también hacen falta combustibles y procesos energéticos menos contaminantes para satisfacer metas ambientales.

  • Es necesario expandir recursos energéticos autóctonos para fomentar la independencia y reducir los costos netos de importación. Dichos recursos incluyen un amplio potencial para energía renovable, que deberá promocionarse vigorosamente dondequiera traiga auténticos beneficios económicos y disminuya impactos medioambientales locales y mundiales.


Hacer realidad el cambio
Son muchas las medidas técnicas y de política que se hallan a disposición para crear tales cambios: tecnologías energéticas de más bajo costo adaptadas a las diversas situaciones de la región, capacidad local para su investigación, desarrollo, demostración y pruebas, servicios de apoyo técnico efectivos; buen acceso a crédito para disminuir barreras a menudo prohibitivas para la inversión, y toda una variedad de medidas políticas e institucionales destinadas a instalar estos cambios y promocionar su “despegue” autosuficiente. Todas estas medidas deberían ser desarrolladas.

Hacer realidad una significativa disminución de la pobreza y un desarrollo sostenible en Africa en un futuro cercano sigue siendo un enorme reto. Los siguientes asuntos podrían ayudar a trazar el camino hacia adelante:

  • Atención en las políticas: Las políticas energéticas africanas han sido configuradas por proyectos financiados por donantes, que sin duda han jugado un papel valioso. Pero unas buenas decisiones políticas sólidas son más significativas --y ejercen mayor impacto-- que una serie de proyectos. Un esfuerzo similar invertido en políticas y reformas institucionales rendiría resultados tangibles y alentaría las iniciativas locales para arraigarse y progresar dentro de un marco más sostenible.

  • “Nuevos” roles para el gobierno: El proceso de reforma debilita el planeamiento y desarrollo energético tradicional del sector público. Hace falta que los gobiernos adopten nuevos roles, incluso la promoción de la investigación energética, su desarrollo y demostración, subsidios y regulación. Definir y ajustarse a estos nuevos roles será un reto mayor.

  • Formación de capacidad y desarrollo: En muchos países africanos, cambios emergentes tales como el cambio hacia el desarrollo energético basado en el mercado, se han visto gravemente limitados por capacidades débiles y pobre infraestructura. Será necesario fortalecerlas. Quedan interrogantes difíciles respecto a la forma en que habrán de formarse y/o transformarse estas nuevas estructuras para reemplazar el actual planeamiento centrado en el gobierno. ¿Cómo deberían dividirse estas tareas entre un número de agencias gubernamentales pertinentes, por ejemplo, asociaciones entre el gobierno y el sector privado, o empresas comerciales? ¿Y cuán rápidamente pueden establecerse unos sistemas efectivos?

  • Buen financiamiento de crédito y apoyo técnico: El fácil acceso a crédito, disponibilidad de repuestos y buen servicio post-venta figuran entre las principales fuerzas impulsoras del desarrollo técnico guiado por el consumidor en los países industrializados. No puede sobrestimarse la importancia de proveer los mismos beneficios --adecuadamente adaptados a las circunstancias locales-- al mercado para los productos de energía sostenible en Africa.

  • Cooperación regional: Africa posee numerosos recursos energéticos, ricos pero localizados, y gran potencial. Pero estos recursos son típicamente limitados por pequeñas demandas nacionales locales. El comercio transfronterizo de energía (no únicamente de electricidad) y otras formas de cooperación regional ofrecen enormes beneficios potenciales.

  • Nexo entre energía y medio ambiente: Los asuntos globales tales como el cambio climático presentan limitaciones así como oportunidades para los países africanos. Los debates actuales podrían resultar en nuevas formas de cooperación Norte-Sur y una nueva visión estratégica a mediano y largo plazo. Mitigar y adaptarse al cambio del clima puede ofrecer la oportunidad de echar una nueva mirada a las estrategias de desarrollo --y a las opciones de energía sostenible en particular-- desde una nueva perspectiva con nueva urgencia, a fin de comprender mejor las conexiones con otros problemas ambientales, mejorar la integración de los problemas de medio ambiente y desarrollo y ocuparnos de otros asuntos tales como la distribución del ingreso. El reto consiste en asegurar que las medidas emprendidas como resultado contribuyan al desarrollo local y regional, en vez de obstruirlo, y no desvíen la atención y los recursos de la meta primordial de mitigar la pobreza.

  • Nexo entre género y energía: Las políticas energéticas no pueden continuar ciegas al género. Las necesidades de energía de las mujeres con frecuencia son diferentes a las de los hombres, y sus recompensas deberían ser acordes con sus esfuerzos. Poner los servicios energéticos al alcance de las mujeres rurales y urbanas contribuirá enormemente a su desarrollo socioeconómico y les permitirá una mejor calidad de vida; y asegurar que los servicios energéticos satisfagan sus aspiraciones socioeconómicas es esencial si la mitigación de la pobreza ha de retener su auténtico significado. Reducir las desigualdades de género, cambiar hacia una mayor equidad, y crear un camino viable al desarrollo sostenible en el cual la mujer pueda reclamar un rol activo y participatorio: todos estos son retos que es necesario satisfacer.



Youba Sokona es Jefe del Programa de Energía, ENDA-TM, Senegal, Senegal.

Este número:
Indice | Editorial | La clave del desarrollo | El reto de la energía | Energía vegetal | Bioenergía: autosuficiente y rentable | Nueva energía para el desarrollo | Gente | Haciendo realidad el cambio | Un crecimiento propicio | Energía verde | De un vistazo: Energía | Sueños Sostenibles | Iluminando el futuro | Ecologización del petróleo | Pensando en cielos azules | Publicaciones y productos | Nueva energía para un ataque a la pobreza | Nuevos empresarios para la energía | Hora de actuar en serio | Rompiendo el hielo | Durante mi vida: 100% renovable


Artículos complementarios:
Cumbre Mundial sobre el Desarrollo, 2002
Energía, 2001
Poverty Health and the Environment, 2001
Climate and Action, 1998
Climate Change, 1997



AAAS Atlas of Population and Environment:
Natural Resources
Air Pollution
Climate Change


< Back
|
Top
|
Next >