Creando Magia Con
La Musica


Perfil estelar:
Angélique Kidjo


 

“Saquen el agua, desparramen el agua”, canta Angélique Kidjo en la película de suspenso africana Critical Assignment (Misión crítica). El mensaje, de su canción “Diosa del Mar”, es apropiado, ya que la película --descrita como un “James Bond africano”-- trata el tema del acceso a agua potable segura.

Escrita por un joven guionista nigeriano, Tende Babalola --y basada en su propia experiencia de escasez de agua en su niñez--, contrasta el agua limpia con las políticas sucias. Rodada en cinco países africanos, con audaces escenas peligrosas y persecuciones en coches de alta velocidad, describe la lucha con una camarilla de políticos y hombres de negocio corruptos que tratan de desviar fondos destinados a ser gastados en la provisión de agua para los pobres.

“Me gusta el mensaje de la película: con pasión y convicción es posible vencer la corrupción”, Angélique Kidjo dijo a Nuestro Planeta. “Pensará que soy ingenua, ¡pero yo lo creo firmemente!”

La cantante y compositora de canciones nacida en Benin no es ajena a los problemas relacionados con el agua y el saneamiento. En 1996 cantó en el Festival del Agua de Estocolmo, y hace mucho que viene haciendo campaña para asuntos de desarrollo sostenible. Ha comunicado vigorosos mensajes sobre VIH/SIDA a los jóvenes africanos, y es una embajadora en misión de buena voluntad de UNICEF. En la letra de sus canciones ha explorado temas como raza, la falta de vivienda, el medio ambiente y la necesidad de integración, y entre otros ha actuado en la ceremonia del Premio Nobel 1996 y en la Sesión Especial sobre la Infancia en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Su principal preocupación es la educación, que considera es la clave para el futuro de su Continente. “La educación es mi prioridad porque los asuntos de saneamiento, los asuntos sociales y políticos, no pueden cambiar si la gente no tiene conciencia de lo que es el mundo, cuáles son sus derechos y cuál es el valor de su vida. Tantos problemas de salud provienen de la ignorancia (y la falta de recursos financieros, por supuesto).

“Casi todo el mundo está de acuerdo en que es insoportable y escandaloso saber que los niños están sufriendo tanto en algunas partes del mundo. Cambiar el futuro de los niños es la única forma de cambiar el mundo. Como artista, uno quiere mover las cosas, hacer algo, pero no se sabe cómo porque todo el tiempo se gasta en viajar y trabajar. Yo he visto la presencia de UNICEF en tantos lugares donde es necesaria, y sé que el dinero realmente se gasta para los niños.”

Angélique Kidjo, hija de una familia de nueve hermanos y hermanas, nació en una aldea llamada Ouidah, en la costa de Benin, y habla de la seguridad que sentía dentro de la solidaridad y la vida comunitaria de la aldea. Su música todavía vibra con los ritmos tribales y pop de su herencia de Africa Occidental. Fue educada en la religión vudú así como en el catolicismo, y explica cómo la religión enseña el respeto por la naturaleza, sin la cual su pueblo no existiría.

Su madre era dueña de una compañía de teatro, con la cual ella comenzó a actuar, a los seis años de edad. Más tarde, la familia abandonó el país debido a la situación política inestable, para ir a vivir a París, donde Angélique estudió jazz y derecho y donde conoció a su marido y colaborador, Jean Hebrail. Pensó en ser abogada especialista en derechos humanos, pero decidió que podría hacer un impacto más importante a través de su música. “He estado cantando en escena desde niña, pero mi sueño era ayudar a mejorar el mundo,” dice. “¡Mi profesor de derecho me dijo que no soy bastante diplomática para ser abogada! Soy apasionada y me pongo demasiado vehemente.

“Me gusta escribir canciones de amor, y a veces lo hago, pero la letra de muchas de mis canciones está inspirada por la justicia social. Haber venido de un país pobre siempre pone las cosas en perspectiva para mí.

“Creo de verdad que algo mágico sucede a través de la música, algo que crea un lazo especial entre gente de muy diferentes entornos.”


FOTO: Angélique Kidjo


Este número:
Indice | Editorial K. Töpfer | Accion para el futuro | Convirtiendo las palabras en acciones | Una mano lava a la otra | Gente | Un recurso frágil | Haciendo realidad el sueño | Agua para quitar la pobreza | De un vistazo: Agua y saneamiento | Perfil estelar: Angélique Kidjo | Enfoque en el saneamiento | En una ciudad como Mumbai | Flujo de abajo-arriba | Publicaciones y productos | Regando tierras sedientas | Paz a través de los parques | Llegando a los que no son oídos

Artículos complementarios:
Water, 1996
Fresh Water, 1998
La pobreza, la salud y el medio ambiente, 2001
Agua dulce, 2003