Añadiendo una
perspectiva femenina

 
 Beverly Miller
describe la tarea del PNUMA para integrar asuntos de género en los programas de medio ambiente y desarrollo.


En Jamaica es costumbre plantar el cordón umbilical, en cuanto se desprende del niño recién nacido, junto con una planta de semillero. Esto tiene un impacto psicológico de largo alcance. A mí me mostraron mi árbol (un cocotero) cuando era pequeña y siempre sentí que yo crecería tan alta y tan imponente como los cocoteros a mi alrededor. La experiencia me hizo consciente de que es necesario enseñar los valores medioambientales como parte de la cultura de una persona.

Mis raíces en las colinas de Clarendon, en el centro de Jamaica, me dieron un sentido de seguridad y confianza, así como de belleza natural, desde mi infancia y jugaron un importante papel en configurar el camino de mi carrera, estimulándome para obtener un título de maestría en Ingeniería Medioambiental. Decidí unirme al movimiento ambiental, empezando por trabajar para el Gobierno en Jamaica (ayudando a establecer el departamento responsable para el medio ambiente) y luego incorporándome al PNUMA.

Como mujer y como madre, el proceso de mi pensamiento y mis decisiones está influenciado por mi género y las experiencias de mi vida. Esto fue puesto en evidencia al diseñar estándares gubernamentales para el control de la contaminación del agua y del aire, por ejemplo considerando la naturaleza y el tipo de vestimenta requerida para una mujer para escalar una chimenea de 60 metros de altura, el peso del equipo de muestreo, el tiempo requerido para dar a conocer los resultados y, más importante de todo, los impactos negativos de la contaminación del aire y del agua sobre la salud humana.

El PNUMA ha designado un Centro para Asuntos de Género al nivel de política con la responsabilidad de constituir el punto de lanza en la formulación de las políticas de género de corriente convencional dentro de las Naciones Unidas. El Centro también tiene a su cargo la vigilancia de las decisiones del Consejo de Administración del PNUMA sobre el papel de la mujer en el medio ambiente y el desarrollo, a fin de asegurar la integración igual y beneficiosa de las mujeres en todas las actividades de la gestión del medio ambiente. En 2000 se desarrolló una estrategia relativa al género para crear una estructura encaminada a implementar las políticas y las actividades de las políticas de género convencionales de las Naciones Unidas. La misma fue elaborada con miras a mejorar los procesos de gobernanza institucional, de programas y administrativos del PNUMA.

El PNUMA persigue un proceso de incorporación de la perspectiva de género en la formulación de los planes de programa y presupuestos. Todos los proyectos del PNUMA se adhieren a lo estipulado en el Manual de Formulación, Aprobación, Vigilancia y Evaluación de Proyectos, que contiene un capítulo sobre pautas de sensibilidad de género. Las pautas ponen énfasis en las consideraciones de género en los documentos de proyectos e identifican los pasos a emprender para incluir las consideraciones de género en las relaciones del PNUMA con las organizaciones que colaboran con él y apoyan su trabajo. Estas directrices están complementadas por recomendaciones prácticas sobre el planeamiento de género para facilitar la participación de mujeres y otros grupos importantes.

Por otra parte, el Manual de Proyectos también hace hincapié en que el planeamiento de género reconoce que las mujeres y los hombres juegan roles diferentes en la sociedad, y con frecuencia tienen necesidades diferentes. Por lo tanto, es necesario que una comprensión de los roles, respuestas y necesidades de género formen parte de toda actividad de planificación inicial.

El PNUMA también se esfuerza por asegurar un equilibrio de género durante las reuniones y talleres y trata de integrar asuntos de género en todas las actividades programáticas. Una base mundial de datos de centros de género y medio ambiente --no solamente de gobiernos sino de organizaciones no gubernamentales mundiales y entidades relevantes de la sociedad civil-- funciona en calidad de instrumento de intercambio de información y recolección de datos y provee la información requerida para la formación de capacidad a niveles nacional, regional y mundial.

El Programa de Trabajo del PNUMA para 2004-2005 refleja el género como una prioridad que trasciende todas sus actividades. Especifica los siguientes:

  • Integrar políticas de género convencionales, y promocionar la participación de mujeres en la protección del medio ambiente y los esfuerzos de un desarrollo sostenible dentro de la División de Desarrollo de Política y Ley y la División de Alerta Temprano y Evaluación.

  • Proveer asistencia técnica a redes de mujeres para desarrollar e implementar proyectos encaminados a llevar a la práctica los resultados de la Cumbre Mundial de Johannesburgo de 2002.

  • Concentrar la atención en las mujeres en lo que respecta a reportes que se ocupan de las causas de mala salud, incluso causas medioambientales, y su impacto sobre el desarrollo.

  • Desarrollar educación y materiales de capacitación basados en mejores prácticas e historias de éxito para mujeres interesadas.

En la octava sesión especial del Consejo de Administración/Foro Ministerial sobre el Medio Ambiente del PNUMA realizada en marzo 2004, el PNUMA y la Red de Mujeres Ministras para el Medio Ambiente organizaron un Evento Especial sobre la Mujer y el Agua, en apoyo de estrategias nacionales y multilaterales destinadas a mejorar la situación y el rol de la mujer en la gestión del agua y el saneamiento. El evento ofreció una experiencia útil para los preparativos de un seguimiento a la Conferencia Mundial sobre la Mujer de 1995 de Beijing en el Consejo de Administración del año 2005.
Es necesario enseñar los valores medioambientales como parte de la cultura de una persona
La perspectiva de género debe ser explícita y más visible en el logro del desarrollo sostenible. Comprendiendo --como es necesario-- que el medio ambiente es uno de los pilares del desarrollo sostenible, debemos renovar nuestros esfuerzos para incluir la voz de las mujeres en el debate de la gobernanza medioambiental internacional, más necesario ahora que nunca en cualquier otro momento de la historia.

El PNUMA reconoce la necesidad de intensificar la formación de capacidad centrada en el género en el medio ambiente y el desarrollo. Es necesario un mayor enfoque en la implementación, las metas y los impactos en el campo del género y el medio ambiente para el avance de la mujer en el desarrollo. El diálogo entre el PNUMA, los gobiernos y las organizaciones de la sociedad civil debe continuar para ofrecer nuevas avenidas al mejoramiento de su participación en la toma de decisiones. Integrar el conocimiento y las prácticas tradicionales de las mujeres rurales respecto al uso sostenible de los recursos en la elaboración de los programas de ordenación del medio ambiente es fundamental.

Todos los Objetivos de desarrollo para el milenio están vinculados a la mujer y su situación, y será necesario integrar la perspectiva de género en el planeamiento y todos los demás procesos del desarrollo, al nivel nacional, regional y mundial. Durante el Seminario de Consulta sobre la Mujer llevado a cabo en febrero de 2004 en la Sede Central del PNUMA, un Grupo de Trabajo se ocupó de los objetivos desde una perspectiva de género y recomendó “que se lleve a cabo un estudio de la implementación de los compromisos de género y medio ambiente contraídos en ocasión de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing y en relación con los Objetivos de desarrollo para el milenio, incluso las mejores y las peores prácticas”.

No puedo terminar sin una petición de despedida: que demostremos con hechos lo que predicamos, incluso la integración de la perspectiva femenina en el programa de desarrollo a todos los niveles


Beverly Miller es Secretaria del Consejo de Administración del PNUMA.

Foto: Topfoto/Imageworks


Este número:
Indice | Editorial K. Toepfer | Mucho camino por delante | Consenso práctico | Cambio de poder | Igualdad y eficacia | Gente | Pequeña parcela, gran tranquilidad | Las jóvenes | Avivando el cambio | De un vistazo: Las mujeres, la salud y el medio ambiente | Aishwarya Rai | Oportunidad sin precedentes | Publicaciones y productos | Una herencia química | La afrenta tóxica | Primero emancipar | Compromiso ciudadano | Añadiendo una perspectiva femenina | Después de todo, ¡“naturaleza” es femenino! | Una voz única

 
Artículos complementarios:
Culture, values and the environment 1996
La pobreza, la salud y el medio ambiente, 2001
Cumbre Mundial sobre el Desarrollo, 2002
El agua, el Saneamiento, y la Gente, 2003


AAAS Atlas of Population and Environment:
Population and natural resources