Fortaleciendo el
imperio de la ley

 
Kofi Annan
Secretario General de las Naciones Unidas

“Nadie está por encima de la ley, y a nadie debe denegarse su protección...

El imperio de la ley empieza por casa. Pero en demasiados lugares sigue siendo esquivo. El odio, la corrupción, la violencia y la exclusión quedan sin reparación. Los vulnerables carecen de recurso efectivo, mientras que los poderosos manipulan las leyes para conservar poder y acumular riqueza...

Al nivel internacional, todos los Estados -fuertes y débiles, grandes y pequeños- necesitan un marco de reglas justas, que cada uno puede estar seguro que otros obedecerán. Afortunadamente, tal marco existe. Desde el comercio hasta el terrorismo, desde la ley del mar hasta las armas de destrucción masiva, los Estados han creado un impresionante cuerpo de normas y leyes. Esto es uno de los logros de los cuales más se enorgullece la Organización de las Naciones Unidas.

Y sin embargo, este marco está plagado de lagunas y debilidades. Con demasiada frecuencia se lo aplica con criterio selectivo, y se hace valer de forma arbitraria. Carece de los medios que convierten un cuerpo de leyes en un sistema legal efectivo...

Así como, dentro de un país, el respeto por la ley depende de la seguridad de que todos tienen derecho a expresar su opinión en formularla e implementarla, lo mismo vale para nuestra comunidad mundial. Ninguna nación debe sentirse excluida. Todas deben sentir que la ley internacional les pertenece a ellas, y que protege sus legítimos intereses.

El imperio de la ley como mero concepto no es suficiente. Las leyes deben ponerse en práctica, e impregnar el tejido de nuestra vida...

A través de todo el mundo, las víctimas de violencia e injusticia están esperando -- esperando que cumplamos nuestra palabra. Notan cuando nosotros usamos palabras para ocultar nuestra falta de acción. Notan cuando dejan de aplicarse las leyes que deberían protegerles.

Yo creo que podemos restaurar y extender el imperio de la ley a través del mundo. Pero en última instancia, esto dependerá del poder que el imperio de la ley tenga sobre nuestras conciencias. La Organización fue fundada en las cenizas de una guerra que trajo inconmensurable pena a la humanidad. Hoy debemos volver a examinar nuestra conciencia colectiva y preguntarnos si estamos haciendo lo suficiente.

Cada generación tiene su papel que desempeñar en la eterna lucha de fortalecer el imperio de la ley para todos -- que sólo ella puede garantizar la libertad para todos. No permitamos que nuestra generación falte en el cumplimiento de sus promesas.”


Extracto de la alocución ante la Asamblea General, Nueva York, 21 de septiembre de 2004..

Foto ONU: Mark Garten


Este número:
Indice | Editorial K. Toepfer | Fortaleciendo el imperio de la Ley | Socios con la Ley | La Justicia puede ser corta de miras | La fuerza de la ley | Una cuestión de juicio | Una legislación energética | Gente | ¿Imperio del hombre o imperio de la ley? | De un vistazo: El Imperio de la Ley | Sebastião Salgado | ¡El desarrollo sostenible viene de Saturno! | Un planeta, diferentes mundos | La sabiduría de la naturaleza | La corrupción no es inevitable | Conflicto y cooperación | Un hito holístico | Confiriendo podera los pobres | El clima legal | Pequeño pero efectivo | Construyendo el marco


Complementary issues:
Globalization, poverty, trade and the environment 2003
World Summit on Sustainable Development 2002