La sabiduría
de la naturaleza




MAS de 120 países y organizaciones internacionales participarán en la primera Exposición Mundial del siglo XXI, con el tema “La sabiduría de la naturaleza”. Uno de los propósitos más importantes de la Expo 2005 -que se celebrará en Aichi, Japón, del 25 de marzo al 25 de septiembre de 2005- es ofrecer al público la oportunidad de pensar en asuntos mundiales como la ecología y la pobreza. Se prevé que la Expo 2005 atraerá unos 15 millones de visitantes.

La Asociación Japonesa para la Exposición Mundial 2005 dice: “A fin de crear una nueva interrelación entre la naturaleza y la vida en el siglo XXI, la comunidad mundial necesita inventar un nuevo modo de vida -- un modo que sea compatible con el entorno natural restante.” Y agrega: “Japón tratará de convertir esta exposición en un laboratorio para encarar asuntos mundiales y para experimentar con la tarea de reestablecer la relación entre los seres humanos y la naturaleza.”

Se están introduciendo políticas medioambientales para cubrir todos los aspectos de la exposición, incluyendo la urbanización del emplazamiento, la operación de las exhibiciones, y la venta de alimentos y productos. Esta será la primera Expo que evaluará más de 200 asuntos identificados por el informe de una evaluación de impacto medioambiental para conservar la ecología y eliminar las emisiones de dióxido de carbono.

Se han usado las pautas 3R (reducir, reutilizar y reciclar) con el fin de definir metas para ordenar y operar la exposición, para la construcción de edificios y para urbanizar el emplazamiento.

El emplazamiento, ubicado en entornos naturales vírgenes, estará lleno de ejemplos prácticos de cómo es posible forjar la relación entre la gente y la naturaleza. Autobuses impulsados por pilas de combustible no contaminantes transportarán a los visitantes ida y vuelta al lugar. En los restaurantes y los lugares de alimentación se utilizará vajilla y cubertería hecha de plantas y otros materiales favorables al medio ambiente.

La estructura exterior del pabellón japonés será construida de bambú, que lleva usándose desde hace mucho tiempo como material aislante natural en el Japón, y el techo será rociado con aguas residuales, otra manera tradicional de mantener bajas las temperaturas interiores.

Una “Visión de la Tierra” esférica de 360º ayudará a los visitantes a comprender cómo funciona el planeta, mientras que un mamut extinto -recientemente excavado del suelo helado en derretimiento en Rusia- les recordará las realidades del calentamiento de la Tierra. Y, para dar una idea del futuro, un grupo de robots recorrerá la exposición limpiando el sitio.

Y, lo que es más importante, se usará tecnología avanzada y energía renovable para demostrar su contribución en el futuro. Un “nuevo sistema energético” impulsará parte del emplazamiento, incluso todo el pabellón japonés. La energía solar será respaldada por un almacenamiento especial de pilas de azufre sódico. Se instalará una planta combinada de calefacción y energía que funcionará con pilas de combustible para el suministro de electricidad y acondicionamiento de aire a los pabellones.

Será necesario cortar algunos árboles para hacer lugar para los edificios, pero tanto los árboles como las botellas de plástico recolectadas en el emplazamiento serán pulverizados para combustible. Y los desechos de alimentos de los restaurantes se usarán en un sistema de fermentación de metano para proveer gas combustible y fertilizante.

La Asociación Japonesa para la Exposición Mundial 2005 dice: “La Expo 2005 representa un determinado esfuerzo por parte de Japón de desarrollar nuevas modalidades de vida para el siglo XXI. Es un ambicioso intento de volver a descubrir la sabiduría de la naturaleza -- la ciencia y la tecnología inherentes en nuestro entorno que juntas fomentan un sólido equilibrio entre la vida humana y el medio ambiente.” 


“DECLARACION ECOLOGICA”

La Asociación Japonesa para la Exposición Mundial 2005 ha formulado una “Declaración Ecológica” de siete puntos para servir de guía para su trabajo y el de Expos futuras.

1. Aplicación de las medidas de conservación identificadas en el informe de evaluación del impacto medioambiental.

2. Planifición del emplazamiento con consideración para el medio ambiente.

3. Introducción de tecnología avanzada para promover una eco-comunidad.

4. Introducción de las 3Rs (reducir, reutilizar, reciclar).

5. Promoción de transporte con mínimo impacto sobre el medio ambiente.

6. Provisión de oportunidades educacionales amenas mediante eventos y exposiciones.

7. Promoción de los esfuerzos por lograr que los participantes tengan en cuenta el medio ambiente.


Foto: La Asociación Japonesa para la Exposición Mundial 2005


Este número:
Indice | Editorial K. Toepfer | Fortaleciendo el imperio de la Ley | Socios con la Ley | La Justicia puede ser corta de miras | La fuerza de la ley | Una cuestión de juicio | Una legislación energética | Gente | ¿Imperio del hombre o imperio de la ley? | De un vistazo: El Imperio de la Ley | Sebastião Salgado | ¡El desarrollo sostenible viene de Saturno! | Un planeta, diferentes mundos | La sabiduría de la naturaleza | La corrupción no es inevitable | Conflicto y cooperación | Un hito holístico | Confiriendo podera los pobres | El clima legal | Pequeño pero efectivo | Construyendo el marco


Artículos complementarios:
Biological diversity 2000
Energía 2001
El Reto Mundial de los Desechos 2004