Atrayendo la
inversión privada

 
Melinda L. Kimble

El consejo directivo de la Fundación de las Naciones Unidas (FNU) recientemente aprobó dos subvenciones, por un total de $1.250.000, con el fin de atraer la inversión del sector privado para proyectos encaminados a promocionar un desarrollo sostenible mediante recursos enérgicos alternativos y otros enfoques.

Footprint Neutral recibirá $750.000 en fondos de la FNU a fin de crear una innovadora asociación público-privada para atraer inversiones en proyectos encaminados a mitigar el cambio climático al mismo tiempo que proporciona beneficios de conservación y desarrollo. La iniciativa está basada en un exitoso proyecto piloto de BP, la empresa energética mundial y del Commonwealth Bank en Australia, en el cual el dinero extra pagado por los consumidores para la gasolina “BP Ultimate Gasoline” fue invertido en proyectos para compensar los efectos de su uso.

La asociación trata de atraer a corporaciones, municipalidades y otros socios para hacer inversiones en proyectos que compensen su impacto sobre el clima mundial desarrollando y comercializando carteras de iniciativas de energía alternativa y secuestro de carbono.

Abordar problemas de medio ambiente mundiales y mitigar la pobreza requiere el compromiso no sólo del gobierno, sino también del comercio y los consumidores, así como el ingenio y los recursos que son capaces de proveer. Footprint Neutral es un nuevo mecanismo innovador que ofrece oportunidades para lograr esto.

La Iniciativa Financiera de Energía Sostenible (IFES) (SEFI: Sustainable Energy Finance Initiative) recibirá la suma de $500.000 de la FNU y otros $250.000 del Ministerio italiano para el Medio Ambiente y el Territorio (IMAT). Diseñado y ejecutado por el PNUMA y la Agencia de Basilea para Energía Sostenible, atraerá financiamiento para el desarrollo de energía sostenible. La información inadecuada y la experiencia insuficiente -unidas a la falta de los instrumentos necesarios para cuantificar, mitigar, y cubrir riesgos de proyecto y financieros- han constreñido la inversión de capital en energía renovable y rendimiento energético en el pasado.

Las subvenciones de la FNU y el IMAT se utilizarán para establecer la estructura operacional y de gobernanza de IFES, elaborar una estrategia de comunicaciones y extensión, desarrollar recursos de información para financieros, y formar asociaciones mediante una Conferencia Mundial de Financiación de Energía Sostenible, un Grupo de Trabajo del PNUMA sobre Iniciativa Financiera para Energía Renovable, y una Iniciativa de Agencia de Crédito de Exportación para Energía Renovable.

Mediante estas diversas actividades, IFES ayudará a entender mejor las oportunidades emergentes para el financiamiento de energía renovable y rendimiento energético y desarrollará los instrumentos y asociaciones necesarios para minimizar los riesgos de inversión y aumentar la confianza de los inversores


Melinda L. Kimble es Vicepresidente Superior para Programas, Fundación de las Naciones Unidas.

Foto: T. Kitahata/PNUMA/Topham


Este número:
Indice | Editorial K. Toepfer | Despertando a la realidad | Plantando la seguridad | Paz natural | Gente | No podemos andarnos con dilaciones | Atrayendo la inversión privada | Remodelando el debate sobre energia y seguridad | De un vistazo: La seguridad del medio ambiente | Perfil estelar: Salman Ahmad | ¿Cuántas tierras harían falta? | Cascos verdes | Publicaciones y productos | Una iniciativa para el cambio | Seguridad en medio de turbulencia | El agua y la guerra | Venciendo la “maldición de los recursos” | Una paz verde | ¡Es un problema de pobreza, tonto!