Los bosques son la riqueza viva de la Tierra - la base para el desarrollo, proporcionándonos el aire que respiramos, los alimentos que consumimos, los materiales que necesitamos... y nuestras medicinas.
 
 

Las numerosas especies de árboles de Costa Rica protegen al suelo de la erosión, sujetando la tierra con sus raíces, mientras que mediante el fenómeno de la fotosíntesis, que tiene lugar en sus hojas, proveen el oxígeno que respiramos. La copa da refugio a diversas especies de pájaros, y las raíces sirven de madriguera a zorros, conejos, ratas de campo y otros animales.

Cada árbol constituye una comunidad de seres vivos. Los bosques tropicales lluviosos, que cubren sólo un 8 por ciento de la superficie de la Tierra, contienen el 50 por ciento de las especies del mundo.

Desde hace más de 3.000 años, los nativos aborígenes que habitan en Costa Rica han llevado un estilo de vida que se desarrolla en armonía con este medio ambiente. Ellos toman del bosque lo que necesitan y nunca les falta nada: sanan su cuerpo, se alimentan y abrigan gracias a la naturaleza.

¿Y el resto de nosotros? Desde el tiempo de la Revolución Industrial empezamos a tomar de la Tierra más de lo que en realidad necesitamos, agotando muchos de sus recursos sin ninguna consciencia de conservarlos para futuras generaciones. La deforestación ha disminuido enormemente la superficie boscosa del planeta, poniendo en serio peligro la supervivencia de miles de especies de flora y fauna. Debemos educar sobre su importancia y una utilización sostenible de los recursos, e incluir a los habitantes autóctonos en el proceso del desarrollo de planes de conservación, ya que ellos poseen un profundo respeto por todos los seres vivos. Conservación significa cuidar, comprender y usar nuestros recursos naturales de una manera sostenible.

 

Son pocos los países del planeta que aún poseen bosques tropicales. Los sistemas de producción de los cuales dependemos hoy día están poniendo en peligro la vida sobre la Tierra. La explotación indiscriminada ha destruido más del planeta en los últimos 100 años que en toda la historia anterior de la humanidad.

Es responsabilidad de todos salvar nuestros bosques, pues de ellos depende nuestra supervivencia sobre la Tierra.

Paola Parra Cordero (18 años), Costa Rica
La familia de Paola Parra Cordero ha vivido de forma sostenible en los bosques de Costa Rica durante generaciones, manteniéndose con la agricultura, y más recientemente, como guías de expediciones de ecoturismo.

 
      foto: Christia/PNUMA/Topham  
  << Página anterior: Escuchando a la naturaleza  
Siguiente: ¿Qué queremos decir cuando hablamos de poblaciones autóctonas? >>
 
   
  Conexiones relacionadas:
Costa Rica Ecotourism Formato PDF
         

  Anden con pisadas ligeras sobre el planeta Viviendo con los nahua Medicinas silvestres Protejan el Artico Reacciones químicass Tunza contesta vuestras preguntas
  Héroes del medio ambiente Escuchando a la naturaleza Riqueza viva ¿Qué queremos decir cuando
hablamos de poblaciones autóctonas?
Carrera libre ĄPaguemos el precio justo!
  El mundo en nuestras manos "¡Mátenme a mí, no al árbol!" Arboles sabios Desde una perspectiva amplia Historias de la Creación Soluciones del Pacífico Sur
  Héroe de los sami 7 maravillas - pueblos autóctonos Tunza Información Tunza English Version Edition française