Cortes, magulladuras y luchas con perros y chanchos salvajes son peligros cotidianos para Yashoda y Rukrnini, de 13 y 10 años, respectivamente. Junto con su madre, su tía y su abuela, y otras 12.000 mujeres y niños de su tugurio en Pune, India, las hermanas se ponen en camino todas las mañanas rumbo a los vertederos cercanos, donde se ganan la vida reciclando los desechos que otros tiran.

Hasta un 2 por ciento de la población urbana del mundo en desarrollo sobrevive hurgando en la basura. Esta gente proviene de los sectores más desfavorecidos y vulnerables de la sociedad. Cada día, 20.000 recolectores de basura registran cada metro cuadrado de los vertederos municipales de Calcuta, clasificando y recogiendo botellas, cartón, plástico, metal y otros materiales para reusarlos y revendarlos - y esta escena es recreada cada día en los basurales desde El Cairo y Manila hasta Lagos, Lima y Bagdad.

Las enfermedades, las lesiones y el estigma relacionados con este trabajo cobran sus víctimas - en México City, los recolectores de basurales tienen una expectativa de vida de 39 años, comparados con 67 años para la población general. El pago puede variar diariamente, pero rara vez asciende a más de 1 dólar por día (una excepción notable es Beijing, donde los recolectores de basura ganan tres veces el salario mensual de un profesor universitario).

 

Resulta alentador que en América Latina y Asia están surgiendo cooperativas de recolectores de basura para conferir poderes a los pobres, combatir la explotación y recompensar la iniciativa empresarial. Una vez organizados, muchos grupos son capaces de negociar precios razonables para sus mercancías de intermediarios, y hasta ganar contratos de gobiernos locales. En Colombia, la Fundación Social, una organización no gubernamental (ONG), presta ayuda a los recolectores de basura para la formación de cooperativas y ofrece subvenciones, préstamos y consejo comercial a empresas recién formadas. Existen ahora redes similares en Argentina, Brasil, Filipinas, la India, Indonesia
y México.

 
      foto: Thomas Aledro/PNUMA/Topham  
  << Página anterior: No malgastes, y nada te faltará  
Siguiente: Estrafalarios, pero prácticos >>
 
         
  Conexiones relacionadas:
World Environment Day Formato PDF
         

  Planeando para un planeta urbano Elementos esenciales Habitaciones con vista Soluciones a toda marcha Prueba de circulación en carretera de Tunza Tunza contesta vuestras preguntas
Basura útil Supertamaño El "Emperador Verde" ¿Encontrando una solución unida? No malgastes, y nada te faltará Vida en el basural
  Estrafalarios, pero prácticos Una oportunidad única Donde viven las cosas silvestres Sitios de todo color Jardines en el cielo 7 maravillas en las ciudades
      Tunza Información Tunza English version Edition française