¿Qué valor tienen los ecosistemas? Es prácticamente imposible calcular el valor monetario de todos sus productos -tales como alimentos, agua, madera, medicinas, regulación del clima, esparcimiento y estética- mas, por supuesto, son esenciales para nuestra vida y nuestras economías.

Un intento de calcularlo sugiere que el valor de los bosques del planeta se eleva a 4,7 billones de dólares, más o menos una décima parte del producto bruto del mundo. Mirado de otra manera: aproximadamente la mitad de todas las medicinas occidentales -con un valor de muchos miles de millones de dólares- tuvieron su origen en la naturaleza. La aspirina, por ejemplo, originariamente fue sintetizada de la corteza del sauce.

En tiempos recientes, la humanidad ha ejercido un impacto sin precedentes sobre los ecosistemas naturales para obtener alimentos, agua, fibra y energía. Los resultados han ayudado a mejorar millones de vidas; pero a menudo -aparte de la pérdida de biodiversidad- los servicios vitales de la naturaleza han quedado debilitados. Las tierras húmedas con frecuencia fueron drenadas para convertirlas en tierras de labranza, a costa de devastar la industria pesquera, que las usa como viveros, y de perder su capacidad de limpiar el agua de contaminación amenazadora para la salud.

De modo similar, la tala de bosques -del Amazonas a Indonesia- proporciona madera y abre tierras para la agricultura, pero a un precio atroz. Los habitantes locales son los más afectados a medida que se van perdiendo los productos y los servicios de los cuales dependen. Pero también la gente que vive a grandes distancias puede perder sus viviendas a causa de las inundaciones que ocurren debido a que los bosques, que antaño solían retener el agua de lluvia, y liberarla lentamente, han sido talados. Y también hay efectos mundiales: menos árboles significan más dióxido de carbono en la atmósfera, y por ende mayor calentamiento de la Tierra.

 

No es fácil calcular hasta qué punto los sistemas naturales pueden explotarse de manera segura debido a que no los comprendemos bien, en parte porque rara vez les damos valor. Pero una vez que se han perdido, a menudo resulta imposible restaurarlos.

Y lo probable es que todo esto empeorará en los próximos decenios. Así pues, ¿qué podemos hacer? La respuesta es: mucho.

Las campañas de información pueden cambiar las actitudes de la gente. Los programas de certificación, que identifican productos producidos en forma sostenible, ayudan a los consumidores a "comprar verde". Algunos gobiernos ahora pagan a los terratenientes que manejan sus tierras para preservar la calidad del agua, absorber dióxido de carbono, o conservar otros servicios de los ecosistemas. Crear parques nacionales y otras zonas protegidas -y proporcionar más dinero y apoyo para la administración de los ya existentes- también ayuda. Muchas empresas y negocios ya están desarrollando tecnologías favorables al medio ambiente y es posible alentarlos para hacer más. La protección de la biodiversidad, a su vez, también requiere esta diversidad de respuestas.

 
         
 
Montaña y polar
Alimento
Fibra
Agua dulce
Control de la erosión
Regulación del clima
Esparcimiento y ecoturismo
Estética
Valores espirituales
Aguas interiores,
ríos, tierras
húmedas y marismas
Agua dulce
Alimento
Control de
la contaminación
Control de
las inundaciones
Retención de sedimento
Transporte
Regulación de
enfermedades
Ciclo de los nutrientes
Esparcimiento
y ecoturismo
Valores estéticos
Tierra
cultivada
Alimento
Fibra
Agua dulce
Tinturas
Madera
Regulación de plagas
Biocombustibles
Medicinas
Ciclo de nutrientes
Valores estéticos
Patrimonio cultural
Zonas costeras
Alimento
Fibra
Madera
Combustible
Regulación del clima
Procesamiento de desechos
Ciclo de los nutrientes
Protección contra tormentas
y oleaje
Esparcimiento y ecoturismo
Valores estéticos
Medio ambiente marino
Alimento
Regulación del clima
Ciclo de nutrientes
Esparcimiento
 
 
  Bosque y regiones
forestadas
Alimento
Madera
Agua dulce
Leña
Regulación de
las inundaciones
Regulación de
las enfermedades
Secuestro de carbono
Regulación del clima local
Medicinas
Esparcimiento
Estética
Valores espirituales
Estabilización del
suelo
Hábitat de animales
Procesamiento de
desechos
Tierras secas
Alimento
Fibra
Leña
Regulación del clima local
Patrimonio cultural
Esparcimiento y ecoturismo
Valores espirituales
Parques y jardines urbanos
Regulación de la calidad del aire
Regulación del agua
Regulación del clima local
Patrimonio cultural
Esparcimiento
Educación
Islas
Alimento
Agua dulce
Esparcimiento y
ecoturismo
 
         
   
  Casi dos tercios de los servicios que la naturaleza ofrece a la humanidad están en declinación mundialmente. En efecto, los beneficios cosechados por nuestra ingeniería del planeta se han logrado gastando bienes naturales.      
         
 

Fuente: MEA
 
         
  << Página anterior: Convenio sobre la Diversidad Biológica  
Siguiente: Intereses silvestres >>
 
   
  Conexiones relacionadas:
Millennium Ecosystem Assessment Formato PDF
         

  Editorial Ni siquiera sabemos qué
es lo que no conocemos
TUNZA contesta vuestras preguntas Plantones de cambio Pasando a la acción Tunza: Consejeros Juveniles
Noticias sobre biodiversidad Servicios de los ecosistemas Intereses silvestres Castañas calientes Reciclando goles Ecoturismo
  La historia de Sendje Zonas protegidas Materia de reflexión Variedad: el precio
de la vida
7 maravillas La biodiversidad se
encuentra en todas partes...
    Tunza Información Tunza English version Edition française