Los vínculos entre el calentamiento
de la Tierra y la desertificación no son
evidentes y se afectan mutuamente

     

a civilización tal vez le deba mucho a la interacción entre el cambio climático y la desertificación. Según creen algunos expertos, las antiguas culturas de Egipto y Mesopotamia comenzaron porque la Península Arábiga y el Sahara se convirtieron rápidamente en desiertos, obligando a sus habitantes a asentarse junto a los ríos Nilo, Tigris y Eufrates. Se cree que la desertificación fue ocasionada por alteraciones en la inclinación y la órbita de la Tierra.

Nada tan dramático está ocurriendo hoy. Pero el grupo de expertos más destacados del mundo en el campo del calentamiento de la Tierra, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambios Climáticos, afirma que "los cambios climáticos y la desertificación continúan estando inextricablemente vinculados". El problema es que, si bien sabemos que los dos están relacionados, no tenemos conocimiento suficiente acerca de la forma en que reaccionan, excepto de que se trata de un proceso complicado y sutil.

Todo el mundo supone que el calentamiento de la Tierra traerá más sequías en los lugares más secos del mundo, pero éstas de por sí no causan desertificación. La sobreexplotación de la tierra y la tala de árboles son las causas principales. Pero cuando éstas ya están sucediendo, la disminución de las precipitaciones puede ser el factor que desencadena la desertificación.

Esto es lo que ha sucedido a través de las últimas décadas en el Sahel de Africa, donde la cantidad de lluvia ha disminuido en hasta un 40%, y la tierra ha sido seriamente degradada. Los climatólogos han vinculado el clima más seco al calentamiento de la Tierra, y las proyecciones sugieren que las precipitaciones podrían disminuir en la misma medida en el norte de Africa y el sur de España.

Esta vinculación también sucede en sentido contrario. La desertificación puede ayudar a cambiar el clima, si bien es lejos de ser la causa principal. Cuando la vegetación desaparece el suelo se seca, y esto puede aumentar las temperaturas atmosféricas. Y cosa más importante, la pérdida de vegetación quita uno de los principales "parachoques" contra el cambio climático, dado que, al crecer las plantas, sacan dióxido de carbono del aire, la principal causa del calentamiento de la Tierra. Pero la quema de carbón, gas y petróleo- y la tala y quema de bosques- son causantes mucho mayores de los niveles en alza del gas en la atmósfera.

Como su nombre implica, el calentamiento de la Tierra es un fenómeno mundial, mientras que la desertificación es una colección de procesos locales. Pero cuando los dos actúan juntos pueden hacer estragos en la vida de los habitantes y las sociedades, no importa qué pueda haber sucedido miles de años atrás.

K. Lane/PNUMA/Topham
  << Página anterior: Música... de espacios vacíos  
Siguiente: Arenas movedizas >>
 
         
  Conexiones relacionadas:
UEA IPCC Formato PDF
         

  Editorial Salven nuestro suelo Ganando terreno Año del cambio Delicias del desierto Diversidad del desierto
Tunza contesta tus preguntas El argán - árbol de
la vida
Menos agua cada día Agua virtual - una realidad ¡Hagan su propia lista! Renacido de las cenizas
  Agua para tierras
sedientas
El arte de sobrevivir Música de espacios vacíos Sequías en los lugares
más secos
Arenas movedizas Más diversidad del
desierto
7 regiones, 7 desiertos Tunza Información Tunza English version Edition française